Dormir es una de las mejores actividades para preservar la salud

La duración y la calidad del sueño desempeñan un papel importante en el desarrollo de las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes, la hipertensión arterial, la obesidad y la depresión. No dormir bien es incluso es un factor de riesgo para el cáncer de colon.

La buena nutrición y la actividad física regular son tan importantes como el buen sueño para mantener una buena salud.

En nuestras sociedades de alto rendimiento, el sueño suele considerarse una pérdida de tiempo, por lo que la privación de sueño se ha convertido cada vez más en la norma y no en la excepción.

Por ejemplo, mientras que a principios de los años sesenta la gente dormía una media de siete a 8,30 horas por noche, hoy en día casi el 50% de la población duerme menos de siete horas por noche durante la semana. Repartidos en un año, esta falta de descanso significa que, en promedio, nos falta el equivalente a un mes y medio de sueño en comparación con lo que necesitamos.

Sin embargo, el sueño es probablemente uno de los aspectos de nuestro estilo de vida cuyo impacto positivo en la salud es más subestimado:

  • La mayoría de la gente necesita unas ocho horas de sueño.
  • Ayuda a regenerar las reservas de energía del cuerpo.
  • Permite consolidar el aprendizaje (la memoria). «La noche» es un dicho que tiene una base bioquímica y neurológica.
  • Es esencial para el crecimiento de los niños, ya que es por la noche cuando la secreción de hormonas de crecimiento alcanza su máximo,
  • Es importante para la estabilización de las emociones y el equilibrio psíquico.

Los beneficios para la salud de una buena noche de sueño

Numerosos estudios también han demostrado que un sueño deficiente conlleva un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes, hipertensión arterial, obesidad y depresión. Por ejemplo, las personas que duermen menos de seis horas por noche tienen un 12% más de riesgo de muerte prematura que las que duermen entre seis y ocho horas. Un estudio japonés demostró que en personas con presión arterial alta, dormir menos de siete horas aumenta el riesgo de ataque al corazón o derrame cerebral en un 70%!

Falta de sueño: una incidencia de cáncer de colon

El sueño también desempeña un papel muy importante en el mantenimiento de la función inmunológica: por ejemplo, las personas privadas de sueño producen menos interleucina-2, una molécula esencial para la función de las células inmunológicas. Responden menos a ciertas vacunas y también tienen más probabilidades de resfriarse. El sueño también puede ayudar a prevenir el cáncer colorrectal.

Tras completar un cuestionario sobre el número de horas de sueño, 1.240 voluntarios se sometieron a una colonoscopia para determinar la posible presencia de pólipos, protuberancias intraintestinales que son precursores de tumores de este tejido. Los resultados fueron sorprendentes: los investigadores encontraron que las personas que dormían menos que seis horas al día tenía una incidencia de pólipos un 50% mayor que los que dormían normalmente, es decir, siete o más horas cada noche. Este impacto de la privación del sueño es enorme e incluso comparable al asociado a otros factores de riesgo bien conocidos para el cáncer colorrectal, como el alto consumo de carne roja.

Algunos consejos para ayudarle a dormir mejor

La mayoría de la gente necesita unas ocho horas de sueño. Si puedes funcionar el resto del día sin sentirte somnoliento, lo más probable es que duermas lo suficiente. Sin embargo, quedarse dormido después de una comida, delante del televisor o mientras se conduce es un signo seguro de privación del sueño. ¡Lo mismo si tienes que pulsar el botón de recordatorio de la alarma de tu despertador varias veces antes de poder levantarte por la mañana!

No hay recetas milagrosas, pero algunos consejos sencillos de los especialistas del sueño pueden ayudar a mejorar la duración y la calidad de su sueño.

  • Hacer del sueño un ritual: establecer un horario regular tanto para dormir, como para levantarse (incluso los fines de semana).
  • Evita llevar contigo tus portátiles, teléfonos y otros aparatos electrónicos. Navegar por la web, revisar tu correo electrónico o tu cuenta de Facebook o enfadarse al escuchar las noticias a menudo deprimentes en el camino a la cama no son acciones que promuevan el sueño!. En cambio, lee una buena novela que te ayude a escapar de los problemas de tu día.

 

Fuente: 

Eguchi K et al. Short sleep duration as an independent predictor of cardiovascular events in Japanese patients with hypertension.Arch Intern Med. ; 168 : 2225-2231.Thompson CL et al. Short duration of sleep increases risk of colorectal adenoma. Cancer ;117: 841-847.