3 motivos que disminuyen tu deseo sexual con la edad

deseo sexual

Es natural que el deseo sexual en las mujeres varíe mientras se avanza en edad. Para algunas mujeres el sentirse más experimentadas las mantiene con ganas de más y mejor sexo que antes. Pero para otras la falta de apetito sexual es causa de preocupación o molestia, así que suelen preguntarse cuáles son los motivos para sentirse de esta manera.

¿Qué es la falta de deseo sexual?

Hay mujeres sexualmente más activas que otras. Eso no es un parámetro con el que te puedas ni debas comparar, porque cada mujer es diferente. Básicamente, si cuando eras más joven tu vida sexual era bastante activa y ahora no, el punto no es saber cuántas veces deberías tener sexo a la semana, sino descubrir si la falta de ganas te aflige.

Si no tienes ningún interés en el sexo, ni siquiera en la masturbación, y por tu cabeza no se cruzan pensamientos, fantasías ni sueños eróticos y esto te tiene muy preocupada y deprimida, entonces puedes estar sufriendo de un trastorno del deseo sexual hipoactivo.

Razones que te hacen perder tu deseo erótico

El poco o nulo deseo sexual puede deberse a razones de salud, efectos de medicamentos, edad avanzada, problemas psicológicos. La mayoría de los especialistas agrupan los motivos en tres categorías:

Motivos hormonales

La disminución de los niveles de estrógeno y las alteraciones hormonales antes, durante y después de la menopausia pueden causar resequedad vaginal y adelgazamiento del tejido de esa zona, lo que puede hacer más molestas o dolorosas las relaciones sexuales.

El embarazo y la lactancia también pueden afectar la libido debido a factores hormonales y psicológicos.

Motivos psicológicos

Entre los factores psicológicos están la depresión, la ansiedad, el estrés y las preocupaciones por la estabilidad financiera, laboral o familiar. Los problemas de pareja o el no sentirte cómoda con el cuerpo por los cambios físicos debido a la edad también influyen. Asimismo, el abuso sexual, el maltrato o experiencias desagradables pueden afectar tu libido.

Motivos físicos

Muchas enfermedades pueden hacer que tu deseo sexual vaya en picada. Sentir dolor o sufrir alteraciones en el piso pélvico pueden hacer menos agradable el coito y disminuir las ganas. Igual si sufres patologías como artritis, diabetes o hipertensión.

El uso de ciertos medicamentos como los antidepresivos, así como el alcoholismo, el fumar o haberte realizado una cirugía que cambió tu aspecto pueden ser detonantes.

Cualquiera sean las razones, ten en cuenta que todas se pueden solucionar o aliviar, si buscas ayuda especializada.