¿Curar eczemas sin corticoides? 3 remedios naturales que demuestran que sí es posible

eczemas
eczemas

Los eczemas son afecciones en la piel que se presentan en forma de inflamación, resequedad, comezón y sarpullido. También se le conoce como dermatitis, y a pesar de que con el paso del tiempo puede mejorar significativamente, suele ser una enfermedad duradera.

Generalmente, la dermatitis es tratada con cremas de corticoides, que atacan directamente el agente causante de la afección en la piel. Sin embargo, también existen otros tratamientos naturales que puedes hacer en casa para curar el eczema.

Avena

La avena es un excelente recurso en el cuidado y protección de la piel, y es que incluso la harina de avena coloidal fue aprobada como sustancia protectora de la piel por FDA en el año 2003. Existen dos maneras en las que puedes utilizar la avena para tratar los eczemas.

La primera es darte baños de avena, agregando dos tazas de avena molida a una tina de agua, y dejar que actúe sobre la piel durante 10 minutos. El segundo uso, es a través de la harina coloidal, aplicándola directamente sobre las zonas afectadas como si fuera talco.

Aloe vera

Al igual que la avena, el aloe vera es una excelente opción para el cuidado de la piel. Las increíbles propiedades curativas de esta planta, la hacen sumamente eficaz en el tratamiento de urticarias en la piel, acné, herpes y quemaduras.

Aplica un gel de aloe vera, o bien el cristal de la planta directamente en la zona irritada. Es importante que si usas el cristal, lo limpies bien para deshacerte de ese incómodo olor producido por el líquido amarillo que brota del tallo al cortarlo. El aloe vera no sólo te ayudará a curar la afección, sino que alivia la comezón de manera inmediata.

Agua de malva

Esta planta es conocida por sus propiedades que regeneran la piel, por lo que se convierte en un remedio muy popular para tratar diferentes tipos de dermatitis e irritaciones dermatológicas.

Pon a hervir hojas de malva en agua limpia, y luego deja enfriar, aplica compresas frías impregnadas con esta agua o rocía directamente sobre la piel irritada. Al igual que el aloe vera, el agua de malva aporta un alivio inmediato en la comezón.

Aceites naturales

Los aceites de almendras, caléndula y lavanda tienen excelentes propiedades cicatrizantes e hidratantes, por lo que se convierten en importantes recursos para la humectación de la piel. La aplicación de estos aceites alivia la resequedad y disminuye la descamación del eczema.

Aplica sobre la piel después de cada baño y en las noches antes de irte a dormir. Puedes continuar con esta rutina como medida de humectación y cuidado de tu piel incluso cuando ya se hayan curado los eczemas.