Bienestar

Cómo evitar las caídas frecuentes en adultos mayores

Las personas mayores tienen un riesgo más alto de sufrir caídas en comparación con los jóvenes, y sus consecuencias pueden ser severas, llegando a causar incapacidad según la gravedad de la lesión. Por tal razón, si convives con un anciano es conveniente adaptar el entorno para volverlo más cómodo y seguro para él.

¿Por qué existe un alto riesgo de caídas domésticas?

Las caídas domésticas en personas mayores de 65 años son sorprendentemente comunes; de hecho tienen un índice de frecuencia del 80%. Esto se debe a que con el paso de los años las respuestas físicas del individuo se van perdiendo, generando dificultad de movimiento, visión deficiente, disminución auditiva, pérdida de fuerza muscular y trastornos de equilibrio.

En adultos mayores aumenta hasta 10 veces el riesgo de sufrir caídas tanto domésticas como en exteriores. La osteoporosis también es una de las afecciones responsables de esto, ya que los huesos se debilitan, pierden resistencia y su reconstrucción es inadecuada debido al déficit de vitamina D y calcio.

Causas frecuentes de caídas en adultos mayores

Existen diferentes circunstancias por las que los ancianos pueden experimentar caídas repentinas. Estas son las más comunes.

  • Causas de comportamiento: falta de vigilancia, toma de medicamentos, olvido del bastón o de anteojos, zapatos incómodos y llevar objetos pesados.
  • Causas del acondicionamiento del hogar: escaleras, iluminación deficiente, muebles rígidos, pisos resbalosos, cables y objetos decorativos en el suelo.
  • Causas físicas: falta de movilidad, poca fuerza en las piernas, descoordinación motora y problemas visuales.

Evalúa los espacios para prevenir caídas en adultos mayores

Para prevenir accidentes con personas mayores en la casa es recomendable evaluar estos aspectos en cada estancia.

  • Verifica si las áreas tienen iluminación tenue.
  • Revisa si los muebles y decoración están creando barreras en la movilidad por la casa.
  • Cuida las baldosas de la ducha, ya que siempre están mojadas.
  • Vigila que los objetos de uso diario para el anciano no se guarden en altura.

Consejos prácticos para prevenir caídas de personas mayores

Una vez que realices la evaluación de las condiciones del hogar respecto al estilo de vida de los adultos mayores, será el momento de hacer las modificaciones necesarias. Para ello deberás asegurarte de lo siguiente.

  • El día a día de los ancianos. El primer paso será hacerles una revisión física, auditiva y oftalmológica en una cita médica. En casa deberán llevar calzado adecuado, mantener los objetos primordiales a su alcance y llevar siempre anteojos o bastón si los necesitan.
  • Elimina obstáculos. Es muy importante deshacerse de muebles y decoraciones que obstruyan el paso tranquilo por las áreas de la casa. Cualquier objeto que se arrastre por el suelo representa un riesgo potencial de caídas.
  • Adapta la iluminación. Cuida que la iluminación de la casa sea suficiente como para disipar zonas oscuras y sombrías. Elige bombillas ahorradoras preferiblemente de luz blanca. Puedes colocar la cantidad de bombillas que consideres necesarias siempre y cuando los interruptores se ubiquen cerca de las puertas.
  • Reviste el suelo. En algunas estancias del hogar se hace imprescindible emplear alfombras o revestimientos antideslizantes como en la cocina y el baño. También es buena idea colocar cintas rugosas antiácidas en los escalones de las escaleras.
  • Asegura los cables y muebles. Para un libre desplazamiento por la casa debes asegurar los cables a la pared y la barandilla de la escalera debe ser resistente y estar bien fija. En la ducha es conveniente instalar una barra de apoyo; también debes cambiar los muebles bajos como camas, sofás y añadir un asiento elevador al inodoro.

Hecho todos estos cambios, no debes olvidar que el exterior también es importante. En la terraza o patio debes eliminar las macetas de los pasillos, no dejar la manguera en el suelo, emplear muebles cómodos y fijos en lugar de mecedoras y utilizar un brazo extensor para alcanzar alturas.

Con estas precauciones podrás reducir enormemente las probabilidades de caídas de adultos mayores en casa. Además, estos se sentirán más cómodos, seguros y confiados, lo que sin duda incidirá también en su estado anímico.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.