¿Cómo detectar la diabetes a tiempo?

¿Cómo detectar la diabetes a tiempo?

La diabetes es una enfermedad metabólica delicada, mientras antes se detecte, se tendrá mayor probabilidad de tratarla satisfactoriamente. Lo que ocurre, es que los síntomas iniciales son casi irreconocibles, sobretodo en el caso de la diabetes tipo 2, y pueden pasar desapercibidos por relacionarse con otros problemas de salud. Se recomienda realizar exámenes de sangre midiendo niveles de glucosa y así evitar problemas mayores.

Cuando la diabetes se complica, el paciente puede presentar problemas cardíacos, enfermedades renales, problemas visuales que pueden llegar a la invidencia, coma diabético y amputaciones de extremidades.

Síntomas de la diabetes

Si tienes alguna sospecha de estar afectado por este problema de salud, pon atención a estos síntomas generales, no te darán un diagnóstico, pero pueden indicar, que debes tomarlo más en serio, ir al médico y hacer los exámenes que te indiquen. Ten en cuenta:

  • Sed y frecuente necesidad de orinar: producto de la acumulación de azúcares en la sangre, los riñones trabajan con mayor intensidad, para retirar este exceso. Por esa razón el cuerpo necesita más agua y mayor necesidad de expulsar estos líquidos, que sirven de filtro de la glucosa.
  • Repentina pérdida de peso: esta es más notoria en la diabetes tipo 1 y se acompaña siempre de mucha hambre.
  • Fatiga: cuando se eleva la glucosa en la sangre, es porque existe una deficiencia en la producción de insulina. A su causa, el azúcar no entra normalmente en las células y por lo tanto no produce energía para el normal desenvolvimiento de la actividad diaria, produciéndose cansancio frecuente, y en ocasiones crónico. También puede deberse a problemas de salud asociados a la diabetes, como la obesidad o la hipertensión.
  • Problemas de visión: exceso de glucosa ocasiona una disminución de líquidos del cuerpo, incluyendo aquellos que hacen que el cristalino permanezca húmedo. Esto reduce la capacidad del globo ocular para enfocar y produce el conocido síndrome de ojo seco. Por otro lado, disminuye la irrigación sanguínea a la retina que también genera daños importantes.
  • Infecciones frecuentes: la diabetes reduce la capacidad del organismo para combatir a los agentes patógenos. Con esto se favorece la aparición de infecciones. Por eso es muy común encontrar problemas como la gingivitis o periodontitis e incluso la candidiasis.
  • Entumecimiento y hormigueo en los pies: esto ocurre cuando se inician, neuropatías de origen diabético. Una de las más frecuentes complicaciones de la diabetes donde se presenta la degeneración de las terminaciones nerviosas, producto de la acumulación de azúcar en la sangre.

 

Ten en cuenta que, si experimentas por lo menos uno de estos síntomas, estás ante una señal de alerta y no debes dejarla pasar. Acude al médico y garantiza una vida tranquila y saludable.