Claves de la felicidad: cómo sentirse más feliz y en mejor forma

La búsqueda de la felicidad es probablemente tan antigua como la humanidad. A menudo leemos artículos que evalúan los lugares más felices de la tierra. Mientras nos preguntamos, «¿Cuál es su secreto?» ¿cuáles serán esas claves de la felicidad?

Los científicos han trabajado durante años para definir y medir la felicidad. Han aprendido mucho sobre lo que influye en la felicidad individual. Cuidado, no tiene que ser riqueza.
Un importante estudio que evaluó el bienestar emocional de más de 450.000 personas encontró que su felicidad aumentaba con sus ingresos anuales. Pero sólo hasta que alcancen los 75.000 dólares. Una vez que han satisfecho sus necesidades básicas, mayores ingresos no significan mayor felicidad.

¿Quieres aumentar tu felicidad? Las investigaciones han demostrado que estas cuatro claves que pueden ayudar a sentir más alegría y felicidad en la vida diaria.

Las 4 claves de la felicidad

1. Ser más amable con los demás

Los investigadores llaman a esto «practicar la bondad amorosa». En realidad se trata de ser amable con las personas con las que interactúas durante el día. Ayudar a alguien con una carga pesada. Haz un recado para tu vecino enfermo. Darle una mano a un compañero de trabajo con un cumplido considerado.

Cuando muestras verdadera amabilidad con los demás, se activa una parte de tu cerebro que te ayuda a sentir placer. La investigación también ha demostrado que su generosidad de espíritu puede ser incluso contagiosa. Así que puedes esparcir la felicidad a otros a medida que avanzas.

2. Empieza a meditar

La «Meditación de la bondad amorosa» te anima a sentarte en silencio mientras piensas en pensamientos cálidos y amorosos. La gente que practica esta meditación durante una hora a la semana informa de que siente más satisfacción y alegría.

De la misma manera, la meditación consciente, que te ayuda a ser consciente del momento presente y a aceptarte mejor a ti mismo, ha demostrado que expande la parte del cerebro que regula las emociones. Esto puede ayudarte a mantener los sentimientos de felicidad incluso cuando te enfrentas a los inevitables obstáculos de la vida.

3. Ejercicio

Todos sabemos que el ejercicio contribuye a la salud en general, pero los investigadores han descubierto que también puede hacerte más feliz. En un estudio, los adultos mayores que comenzaron a hacer ejercicio regularmente informaron que después de ocho semanas se sentían significativamente más felices.

Otro estudio encontró que cuando las personas inactivas aumentaban su actividad física, su felicidad también mejoraba. Aunque se necesita más investigación para determinar qué tipo de ejercicio es más efectivo, se puede empezar por caminar, correr, nadar o cualquier otra cosa que pueda ayudar a mejorar el estado de ánimo.

4. Desarrollar un estado de ánimo más positivo

Cuando los investigadores han trabajado con profesionales de la salud altamente estresados para mejorar sus perspectivas. Descubrieron que después de 12 semanas, los trabajadores informaron de que eran más felices y estaban más satisfechos con sus vidas.

Parte de la intervención incluyó el trabajo sobre la gratitud y el perdón. Por ejemplo, puedes llevar un diario de gratitud, anotando las cosas específicas por las que estás agradecido. En lugar de apresurarse a herir o enfadarse cuando alguien se comporta irreflexivamente con usted, elija el perdón. A medida que practique estos rasgos, puede que encuentre que su nivel de felicidad también aumenta.

¿Listo para concentrarte en mejorar tu felicidad? Usted puede beneficiarse aún más. Las investigaciones han demostrado que cuando las personas se centran más en la bondad y otras buenas acciones, no sólo se sienten más felices, sino que también desarrollan una mayor capacidad para luchar contra la enfermedad. Es una situación en la que todos ganan.

También te puede interesar leer: Serotonina : la hormona del bienestar y de la felicidad