Bienestar

Candidiasis vaginal, una infección que debe atacarse rápidamente

La candidiasis vaginal no es una enfermedad de transmisión sexual como muchos creen. Se trata de una infección bacteriana producida por un hongo llamado Cándida albicans. Este un tipo de hongo bastante común, por lo cual también es muy frecuente su contagio. Por eso es importante saber cómo tratarla, evitarla y manejar sus desagradables síntomas.

Síntomas comunes de la candidiasis vaginal

Esta afección se produce cuando la Cándida albicans coloniza la zona genital produciendo picor en la vulva, el perineo e incluso en la región anal. Es posible que la pareja sexual se contagie y padezca molestias similares. Puedes estar sufriendo de candidiasis si tienes:

  • Flujo blanquecino y prácticamente inodoro.
  • Sensación de ardor en la vagina que se intensifica al orinar.
  • La vulva puede estar enrojecida e inflamada.
  • Puedes sentir dolor durante las relaciones sexuales.
  • Los hombres pueden padecer picor en el glande.
  • En el prepucio pueden aparecer puntos rojos.

Causas del contagio

Debido a lo común de este hongo en la naturaleza es muy fácil contagiarse con candidiasis. Conoce son sus principales causas para que puedas evitarlas:

  • Modificaciones en el PH genital. Cuando aparecen gérmenes patógenos se generan infecciones y el hongo coloniza la zona genital. Se contaminan las membranas de las mucosas y aparece la infección.
  • Consumo de medicamentos como antibióticos y corticoides que alteran la lubricación y modifican las hormonas vaginales, provocando sequedad vaginal y facilitando la reproducción de la Cándida en el organismo.
  • Higiene deficiente o exagerada que altera la flora bacteriana.
  • El estrés, ya que disminuye la acción del sistema inmune.

Tratamiento adecuado

El tratamiento de esta infección se realiza mayormente de forma local. El especialista recetará óvulos o crema que se deberán aplicar en los genitales de forma interna o externa durante periodos no menores a 3 días. Incluso puede aplicarse el tratamiento durante la menstruación.

Es recomendable que tu pareja sexual esté al tanto de este padecimiento. Esto ayudará sobre todo para tener su comprensión respecto a la posible disminución de la actividad sexual ocasionada por la incomodidad durante la intimidad.

¿Cómo prevenir la candidiasis?

Lo fundamental en estos casos es:

  • Usar ropa interior de algodón y cambiarla diariamente.
  • Al ir al baño, retirar la orina y las heces cuidadosamente, evitando trasladar al área genital gérmenes rectales.
  • Realizar un baño íntimo externo diario sin exagerar.
  • Aumentar las medidas de higiene durante la menstruación.
  • Cambiar diariamente toallas de uso diario.

Si tienes en cuenta estas recomendaciones podrás atacar rápidamente esta infección e incluso evitarla para no tener que lidiar con estas molestias.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.