Quiropráctica: los beneficios de esta terapia manual

Si tienes dolor muscular, de cabeza o te cuesta ponerte en pie, la quiropráctica puede ayudarte. Esta es una terapia maravillosa para este tipo de trastornos, ya que evita la toma de analgésicos y no es una técnica invasiva. Su efectividad está ampliamente comprobada y puede ayudarte de muchas maneras.

¿De qué se trata y cómo funciona?

Esta técnica se basa en la relación que existe entre la anatomía de la columna vertebral y la función nerviosa que la recorre. Busca aliviar tensiones, liberar estrés y mejorar el estado general de salud. Una sesión de quiropráctica comienza con una ligera conversación sobre la cotidianidad y tu historial médico, con detalles como hábitos, tipo de sueño y dolencias.

Una vez superada esa fase se evalúan detalles que están a la vista como desequilibrios que generalmente no notan quienes no están capacitados en el área. Ejemplo de esto puede ser la desigual elevación de los hombros, torsiones en la columna, largo de las piernas, etc. Finalmente, culminados los exámenes físicos se aplican movimientos vertebrales ligeros que liberan las tensiones y alivian el cuerpo.

Principales beneficios de la aplicación de la quiropráctica

Son múltiples los beneficios de la aplicación de esta terapia blanda. Estos son algunos de ellos.

  • Efectividad en el alivio de los dolores del nervio ciático sin tomar medicamentos.
  • Manejo del dolor lumbar. La aplicación de masajes y descompresión vertebral es efectiva para manejar las contracciones musculares sin utilizar medicamentos. Además ayuda a recuperar la movilidad.
  • Reducción de reflujo gástrico y mejora del dolor de oído. Con la quiropráctica se puede disminuir la acidez y el reflujo porque se mejora la alcalinidad del sistema digestivo. Esto sucede porque un sistema nervioso relajado predispone a un funcionamiento metabólico sano, desinflama las mucosas, mejora la digestión y alivia inflamaciones.
  • Regulación de la presión sanguínea. Los niveles de tensión arterial se elevan cuando existe un aumento del esfuerzo del corazón para bombear la sangre a todo el sistema. Al aliviar las tensiones en el sistema nervioso central se liberan las sustancias nocivas en heces, orina y sudor, disminuyendo así el estrés cardíaco.

La aplicación de la quiropráctica ha demostrado ser efectiva para estas y otras tantas afecciones de salud. No dejes de probarla para mejorar tu calidad de vida y la de los tuyos. En la mayoría de los casos los problemas de salud graves provienen del estrés y pueden ser evitados. Tómalo en cuenta y no te arrepentirás.