Cáncer de cuello uterino: hacer todo lo posible para evitarlo

Muchas mujeres todavía se hacen la prueba para evitar o intervenir rápidamente en el cáncer de cuello uterino. Es una enfermedad que aparece en la membrana mucosa de este cuello uterino, especialmente en el epitelio. Esta enfermedad es causada por una infección causada por un virus llamado VPH o virus del papiloma humano. Este virus es transmitido por los humanos y cuando llega al cuello del útero, causa cambios en las membranas mucosas o, mejor dicho, en el epitelio. Esta enfermedad puede tener varios factores de riesgo.

¿Cuáles son los diferentes factores de riesgo para la enfermedad?

El origen y las causas de un cáncer, si aún no se ha definido adecuadamente, se pueden mencionar ciertos factores de riesgo, incluyendo el cáncer de cuello uterino.

  • Infecciones recibidas como el virus del VPH. De hecho, el cáncer de cuello uterino es generalmente causado por este virus, aunque no es suficiente para ser la causa completa;
  • Ser un fumador activo;
  • Uso a largo plazo de anticonceptivos orales;
  • Haber tenido infecciones de transmisión sexual;
  • Las mujeres que han tenido embarazos múltiples, corren el riesgo de contraerlo;
  • Niñas/mujeres con múltiples parejas sexuales;
  • El modo de alimentación;
  • Una niña que ha tenido una madre que ha consumido dietilestilbestrol durante el embarazo puede contraerlo fácilmente.

Los diferentes síntomas del cáncer de cuello uterino

En las primeras etapas, es posible que el cáncer de cuello uterino no muestre ningún signo obvio. En algunas personas, los signos pueden ser casi inexistentes. Sin embargo, a medida que el tumor progresa, comienzan a aparecer algunos síntomas:

  • Problemas con la micción y orina de la vagina;
  • Algo de dolor, especialmente en los huesos, el pecho, la parte baja de la espalda o el área pélvica;
  • Períodos abundantes y largos;
  • Dolor durante las relaciones sexuales;
  • Fatiga;
  • Pérdida de apetito y de peso;
  • Falta de aliento;
  • Algo de hinchazón en la pierna.

Si se presentan estos síntomas, es necesario consultar a un médico. Además, pueden ser síntomas de otras enfermedades.

Los diferentes tratamientos para la enfermedad

Una vez detectado el tumor, el profesional médico considerará dos cosas antes de decidir el tratamiento adecuado. Como resultado, estudiará el tumor en detalle, como su ubicación, forma, tamaño o estadio. Luego, también estudiará la condición de la persona enferma. Dependiendo de su evaluación, propondrá el tratamiento terapéutico adecuado. Además, el tratamiento sólo puede realizarse una vez que el paciente lo haya aceptado.

Se pueden recomendar diferentes tratamientos como quimioterapia, radioterapia o cirugía. Estos tres pueden ser propuestos individualmente o pueden ser practicados juntos. Además, no siempre se tiene cuidado de extirpar el tumor. Si el tumor ha progresado significativamente, el tratamiento puede reducir el dolor o retardar el desarrollo del tumor.

Tratar el cáncer de cuello uterino con radiación y quimioterapia

Cuando se escucha la palabra tumor o cáncer de cuello uterino, a menudo el tratamiento que viene primero es la quimioterapia. Incluye diversos tratamientos farmacológicos destinados a destruir las células cancerosas, reducir el tamaño del tumor o prevenir su multiplicación. La quimioterapia utiliza unas pocas moléculas para trabajar en estas células cancerosas. Entre estas moléculas anti-cáncer están:

  • Sales de platino que inhiben la multiplicación de las células cancerosas;
  • 5-FluoroUraciles, también conocido como 5-FU, que previene que los tumores se multipliquen.
  • Otro tratamiento que también se recomienda es la radioterapia. Se dirige a un área específica y mata las células cancerosas a través de la radiación ionizante que requiere alta energía. A continuación, se utilizan dos métodos:
  • La braquiterapia, conocida como radioterapia interna, es un tratamiento para colocar un aplicador en la vagina. Aquí, la persona con la enfermedad es radioactiva;
  • Radioterapia externa en la que la radiación se realiza desde el exterior.
  • Los diferentes tratamientos quirúrgicos
  • La cirugía generalmente se realiza para tratar tumores locales. Con la cirugía, el tumor puede ser extirpado completamente. Se pueden realizar diferentes tratamientos quirúrgicos, a saber:
  • Histerectomía para extirpar el útero solamente;
  • La colpohisterectomía agrandada, cuyo objetivo es extirpar no sólo el útero, sino también la parte superior de la vagina. Este es el procedimiento quirúrgico más común;
  • Raquelectomía: es una operación para extraer el cuello uterino del útero y cerrar el útero mediante una correa;
  • La extirpación de las redes de ganglios linfáticos, como su nombre lo indica, consiste en extirpar las redes de ganglios linfáticos cerca del útero para que el cáncer de cuello uterino no se propague.

Fuente Fitandia Salud :

Le cancer du col de l’utérus : tout faire pour l’éviter


Traducción : Maria Guerrero