Tu gato se acuesta sobre ti? Aquí está la razón!

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

Cuando tenemos una mascota, especialmente un gato, a menudo consideramos su comportamiento como algo dado. Pero ¿alguna vez te has preguntado por qué se acuestan sobre ti en cuanto tienen la oportunidad? Hoy en Salud y Alimentación, te contaremos las razones detrás de este comportamiento y si los gatos realmente tienen beneficios para la salud, como muchos creen. Descubriremos las diferentes explicaciones y beneficios de tener a tu gato acostado sobre ti.

Gato / conexión
Foto: Freepik

Explorando las razones

Mostrando afecto

Uno de los motivos más comunes por los que los gatos se acuestan sobre sus dueños es para mostrarles su afecto y confianza. Al dormir sobre nosotros, nos están diciendo que se sienten seguros a nuestro lado y están creando un fuerte vínculo. Estudios han demostrado que los gatos suelen dormir sobre las personas con las que están más estrechamente relacionados, como sus dueños o miembros de su familia.

- Publicidad -

En busca de comodidad

Los gatos también pueden buscar calor y comodidad al dormir sobre nosotros. Naturalmente, buscan lugares cálidos para descansar, y nuestro cuerpo les ofrece la temperatura ideal para relajarse y sentirse a gusto. Además, nuestro cuerpo proporciona una superficie más suave que cualquier otro material en la casa, por lo que los gatos prefieren acostarse sobre nosotros.

El gato busca marcar territorio

Algunos gatos también utilizan el hecho de dormir sobre nosotros para marcar su territorio o afirmar su dominio sobre los humanos. Al dormir sobre nosotros, están mostrando que controlan cuándo y dónde nos sentamos o nos acostamos, lo cual es muy importante para los gatos.

Sentirse seguros

A los gatos también les gusta la sensación de seguridad que les brinda la cercanía de los humanos durante su sueño. Cuando están asustados o ansiosos, a menudo buscan la comodidad de otro animal o compañero humano para sentirse mejor. Al dormir sobre nosotros, los gatos pueden disfrutar de nuestra presencia tranquilizadora sin preocuparse por las posibles amenazas de su entorno.

Bienestar general

Por último, algunos gatos simplemente disfrutan acurrucarse junto a sus dueños. Los gatos necesitan el contacto físico con otros seres vivos para sentirse amados. La investigación ha demostrado que cuando los gatos hacen esto, estimula la producción de oxitocina en su cerebro, lo que les ayuda a relajarse y mantenerse contentos. La oxitocina es conocida como la hormona de la felicidad, ya que genera calidez y confort en el cuerpo y fortalece los vínculos. Al dormir sobre nosotros, les podemos ofrecer este vínculo esencial a través del contacto y la compañía, ¡sin siquiera tener que decir una palabra!

Beneficios para la salud

Tener un gato tiene inmensos beneficios para nuestra salud. Estudios han demostrado que tener un gato puede reducir los niveles de estrés y ansiedad, promoviendo la relajación. También se ha sugerido que los gatos pueden actuar como un factor de protección contra la depresión. La conexión que se forma entre los humanos y los gatos es beneficiosa para ambas partes; se sabe que mejora la salud física, el bienestar mental, el comportamiento social y la calidad de vida en general.

Los gatos pueden brindar apoyo terapéutico a aquellos que lo necesitan, y tener una mascota puede fomentar cambios positivos en el estilo de vida, como aumentar la actividad física, mejorar la nutrición y reducir el riesgo de soledad. Tener un gato puede ayudar a las personas que sufren de problemas de salud, como el asma o las alergias, al proporcionarles un entorno libre de alérgenos, ya que los gatos no poseen algunos alérgenos presentes en los perros. Además, los gatos también pueden ayudar a manejar el dolor asociado con enfermedades crónicas o lesiones, ya que su presencia brinda consuelo y desvía la atención de los síntomas dolorosos.

La investigación científica ha demostrado que los gatos tienen la capacidad de detectar cuando sus dueños están angustiados o necesitan ayuda. Esto se debe a sus sentidos agudos que les permiten percibir cambios sutiles en el lenguaje corporal o las emociones. Esto puede llevar al desarrollo de fuertes lazos emocionales entre humanos y gatos, lo que contribuirá a mejorar la salud mental. Del mismo modo, jugar con tu gato aumenta la producción de oxitocina, lo que ayuda a crear sentimientos de calma y satisfacción, y reduce los niveles de estrés.

Los gatos se acuestan sobre nosotros por diferentes razones, como mostrar afecto, buscar comodidad, marcar territorio, sentirse seguros y por el bienestar general que les proporciona el contacto físico. Además, tener un gato puede tener beneficios significativos para nuestra salud, como la reducción del estrés y la ansiedad, la promoción de la relajación y la mejora del bienestar mental. Los gatos pueden brindar apoyo emocional y físico a sus dueños, y su presencia puede mejorar la calidad de vida en general.

- Publicidad -
4.7/5 - (3 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados