Los parásitos intestinales: cómo detectarlos y qué hacer

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

Actualizado el

Los parásitos intestinales son organismos que viven en el intestino y pueden causar enfermedades. Son una de las formas más comunes de parasitismo en el mundo y pueden afectar a personas de todas las edades. A continuación en Salud y Alimentación, exploraremos los síntomas de los parásitos intestinales, los métodos de diagnóstico y los tratamientos disponibles.

- Publicidad -

Síntomas de los parásitos intestinales

Los síntomas de los parásitos intestinales pueden variar según el tipo de parásito. Sin embargo, muchas personas infectadas no presentan síntomas. Existen varios tipos de parásitos intestinales que pueden afectar a los humanos, entre ellos:

  • Ascaris lumbricoides: También conocidos como lombrices intestinales, estos parásitos tienen forma de gusano y son los más comunes.
  • Enterobius vermicularis: También conocidos como oxiuros, estos parásitos son pequeños y de color blanco.
  • Ancylostoma duodenale y Necator americanus: Estos son los dos tipos más comunes de anquilostomas.
  • Trichuris trichiura: Estos parásitos tienen forma de látigo y suelen causar infecciones intestinales.
  • Ténias: También conocidas como solitarias, estas son las más comunes en el ser humano.
Síntomas de parasitos intestinales
Foto: Freepik

Algunos de los síntomas más comunes de las infecciones por parásitos intestinales incluyen:

  • Presencia de parásitos o partes de parásitos en las heces.
  • Diarrea o heces líquidas, mucosas o con sangre.
  • Picazón anal intensa, especialmente por las noches.
  • Dolor abdominal o cólicos.
  • Pérdida de peso inexplicada.
  • Fatiga o debilidad.
  • Náuseas o vómitos.
  • Anemia.

Además de los síntomas gastrointestinales, algunas infecciones por parásitos intestinales también pueden causar síntomas no gastrointestinales. Por ejemplo, ciertos parásitos pueden provocar erupciones cutáneas, problemas respiratorios, malnutrición o un aumento en el número de glóbulos blancos llamados eosinófilos.

Diagnóstico de los parásitos intestinales

Si sospechas que estás infectado con parásitos intestinales, es importante que consultes a un profesional de la salud. El médico tomará tu historial médico, evaluará tu higiene y considerará tus viajes recientes a regiones donde los parásitos intestinales son comunes. El único método para diagnosticar los parásitos intestinales es detectar los huevos, las larvas o los parásitos adultos en las heces. Para ello, deberás proporcionar tres muestras de heces recogidas en días diferentes.

Foto: Freepik

El examen de heces, también conocido como examen de huevos y parásitos, se utiliza para detectar la presencia de parásitos intestinales y otros parásitos. En algunos casos, puede ser necesario utilizar recipientes especiales con un líquido conservante para recolectar las muestras. Si no utilizas un recipiente especial con líquido conservante, debes guardar las muestras en el refrigerador pero no congelarlas. Al recoger una muestra de heces para detectar parásitos intestinales, recuerda etiquetarla con tu nombre, la fecha y la hora de recogida, utilizar un recipiente limpio y seco, evitar incluir muestras mezcladas con orina, papel higiénico o agua de los inodoros, cerrar bien el recipiente y lavarte las manos después de tomar la muestra.

En algunos casos, pueden utilizarse otros exámenes complementarios para diagnosticar los parásitos intestinales o descartar otros parásitos intestinales. Por ejemplo, se puede realizar una endoscopia o una colonoscopia para visualizar los intestinos y buscar signos de parásitos. También pueden realizarse análisis de sangre para buscar una infección parasitaria específica basada en la presencia de anticuerpos o parásitos mismos.

Tratamiento de los parásitos intestinales

Si observas la presencia de parásitos intestinales en tus heces, debes informar a tu profesional de la salud. En la mayoría de los casos, los parásitos intestinales desaparecen sin tratamiento en personas sanas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el tratamiento no siempre previene una nueva infección por parásitos intestinales. Es fundamental tomar precauciones para reducir el riesgo de infección, como evitar tocar el suelo en áreas con higiene precaria, lavarse las manos regularmente, cocinar adecuadamente los alimentos y evitar beber agua contaminada. Si tienes contacto regular con personas infectadas, también es importante que sigan un tratamiento para limitar la propagación de los huevos de los parásitos.

Los medicamentos antiparasitarios son comúnmente utilizados para tratar las infecciones por parásitos intestinales. La elección del medicamento dependerá del tipo de parásito y de la gravedad de la infección. Algunos medicamentos comunes incluyen albendazol, mebendazol y praziquantel. Es importante seguir las indicaciones del médico y completar todo el curso de tratamiento para asegurar la eliminación de los parásitos.

- Publicidad -

Medidas de prevención

Además de seguir el tratamiento adecuado, existen medidas de prevención que pueden ayudar a evitar las infecciones por parásitos intestinales. Algunas recomendaciones incluyen:

  • Lavarse las manos regularmente con agua y jabón antes de comer, después de ir al baño y después de tocar objetos sucios.
  • Evitar el contacto con heces humanas o animales.
  • Cocinar adecuadamente los alimentos, especialmente carne y pescado.
  • Beber agua potable o agua tratada.
  • Evitar tocar el suelo en áreas con higiene precaria.
  • Mantener una buena higiene personal, especialmente en áreas con alta incidencia de infecciones por parásitos.
Foto: Freepik

Los parásitos intestinales son una condición común que puede afectar a personas de todas las edades. Si sospechas que estás infectado, es importante buscar atención médica para un diagnóstico preciso. El tratamiento de los parásitos intestinales suele ser efectivo y puede administrarse en forma de medicamentos. Para prevenir infecciones recurrentes, es fundamental seguir medidas de higiene adecuadas y tomar precauciones para evitar nuevas infecciones.

5/5 - (2 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados