Cuando nos sentamos a la mesa es importante comer bien, sin olvidarnos de proporcionar todos los micro y macronutrientes útiles para nuestro cuerpo.

La comida puede ser una verdadera medicina para el cuerpo humano: elegir correctamente los alimentos que comemos cada día nos ayuda a mantenernos realmente en forma y a prevenir un gran número de problemas de salud.

La importancia de una alimentación equilibrada y bien variada

No todos los alimentos que compramos y consumimos son realmente ideales para mantenernos saludables, evitando todos aquellos problemas que pueden afligir innecesariamente a nuestro cuerpo y arruinar nuestros días: tener una nutrición equilibrada, variando regularmente lo que comemos, es el secreto para sentirse siempre en forma. Por ejemplo, podríamos preguntarnos para qué sirve el omega 3 – que a menudo es citado, con razón, como macronutrientes que nunca deberían faltar en nuestros platos – y, al mismo tiempo, preguntarnos dónde se pueden encontrar en la naturaleza: y probablemente mucha gente diría que el pescado azul o los frutos secos son ricos en ellos.

Analizando esta simple consideración, es muy fácil darse cuenta de que existen fuentes de alimentos tanto animales como vegetales capaces de abastecer nuestro cuerpo con estas grasas poliinsaturadas esenciales, que son responsables de numerosas funciones indispensables para ayudarnos a sentirnos bien y no descuidar las necesidades de nuestro cuerpo.

Cuál de las dos opciones es la más adecuada para evitar tener que contar con una posible deficiencia nutricional es una cuestión que debe ser analizada según las preferencias personales en cuanto al gusto – o incluso las convicciones éticas en cuanto a la alimentación – sin descuidar ciertos aspectos como los relativos a la posible presencia de sustancias peligrosas para la salud en ciertos alimentos. Por otro lado, a través de la ingesta de ciertos alimentos terminamos absorbiendo, por ejemplo, metales pesados, o incluso herbicidas y pesticidas variados: por lo tanto, la selección de productos orgánicos o con cierto tipo de certificación de calidad nos ayuda a prevenir posibles efectos nocivos en nuestro cuerpo.

Cuidar la correcta distribución de los macronutrientes en la alimentación

Además de supervisar correctamente la selección de los alimentos que comemos todos los días en nuestras mesas, debemos cuidar de equilibrar eficazmente nuestro patrón de alimentación, sin carecer en absoluto de los macronutrientes que son indispensables para ayudarnos a sentirnos siempre en forma. Si los carbohidratos no deben ser demonizados, es bueno recordar que es más recomendable seleccionar los de bajo índice glucémico, porque suelen contener una buena cantidad de fibra y micronutrientes que, por otra parte, se pierden irremediablemente en los refinados.

Como regla general, este grupo de macronutrientes debe ser consumido a una tasa de alrededor del 50-60 por ciento del total de calorías. Las proteínas son igual de fundamentales: son responsables de muchas funciones y no deben ser temidas de ninguna manera y, como regla general, deben ser ingeridas diariamente a un ritmo de 0,8 – 1 gramo por kg de peso corporal. Tampoco deberían faltar las grasas, preferiblemente mono y poliinsaturadas: como porcentaje, deberían ser alrededor del 20-25 por ciento de la ingesta total de calorías. Sin embargo, no debemos demonizar completamente las grasas saturadas: éstas, aunque en un porcentaje menor, no deben faltar en nuestra dieta.

Qué evitar y qué preferir en nuestras comidas

En conclusión, si tuviéramos que identificar algunos alimentos a evitar, podríamos sin duda indicar en esos productos industriales una categoría de alimentos cuyo consumo debería ser muy esporádico: es mejor preferir los productos genuinos, a lo sumo con un máximo de 5 ingredientes en su composición. El azúcar refinado debe consumirse en cantidades reducidas, y deben evitarse las grasas trans. Por el contrario, no debemos tener miedo de comer granos enteros – orgánicos por supuesto, para evitar tomar pesticidas a través del germen – así como verduras y frutas, siendo estas últimas ideales para dar un toque de dulzura natural cuando lo necesitemos.

También puede interesarle leer: La planta woodruff y sus valores y beneficios en la fitoterapia