El Estrés, como reconocerlo y tratarlo

Los cambios en la rutina como por ejemplo asensos laborales, nuevos desafíos y responsabilidades, contratiempos que se escapan de las manos, situaciones a fines con las relaciones o la salud, son factores que pueden desencadenar estrés. Esta es una respuesta normal producida por dichos cambios que se atraviesan en un momento determinado.

Sin embargo, cuando el estrés se vuelve una condición permanente puede traer consecuencias negativas para tu salud y bienestar. De allí la importancia de identificar en que momento estas ante un cuadro de estrés excesivo y aplicar técnicas para manejarlo.

Señales de que estas experimentando un episodio de estrés

En ocasiones se hace difícil identificar el estrés porque sus síntomas suelen asociarte a otras afecciones de salud y cada persona lo experimenta de forma diferente. Es recomendable que estés alerta si presentas con frecuencia algunos de estos síntomas:

  • Erupciones de cualquier tipo enrojecimientos, rosetones, costras que aparecen en la piel con frecuencia anormal.
  • Dolor en hombros y cuello, especialmente en las mujeres.
  • Las alergias que se presentan sin causa aparente, sobre todo en personas que no suelen ser alérgicas.
  • Dolor de cabeza que se presenta de forma reiterada.
  • Dolor en la zona lumbar, sobre todo en los hombres.
  • Mal genio, enojo.
  • Malestar estomacal que también se experimenta con frecuencia.

Técnicas para mantener el estrés bajo control

Así como es importante reconocer los síntomas del estrés, también es fundamental que adoptes algunos hábitos para mantenerlo bajo control. Estos cambios te permitirán rendir al cien por ciento en todas tus tareas y tendrás mejor calidad de vida.

Mantén una dieta saludable

Mantener una dieta equilibrada a base de proteínas, lácteos libres de grasas, granos integrales, frutas y verduras le aportará a tu cuerpo y mente energía y vitalidad.

Aprende distintas técnicas de relajación

Estas técnicas son una de las mejores alternativas para mantener el estrés aleado de tu día a día, ya que disminuyen el ritmo cardiaco y la presión sanguínea. Prueba con la meditación o clases de yoga.

Duerme lo suficiente

Es recomendable que duermas entre 7 y 9 horas todas las noches, así iniciarás el día con más energía y serenidad para afrontar cualquier situación que se te presente.

Realiza ejercicio frecuentemente

Está demostrado que la práctica de ejercicios acaba con el estrés. Además, mientras te ejercitas el cerebro libera hormonas que te hacen sentir bien. Baila, juega futbol, monta bicicleta, nada o cualquier otro ejercicio que te guste, hazlo durante media hora cada día. Notarás el cambio rápidamente.

El estrés no solo te afecta a ti, tu salud y calidad de vida, sino también a quienes te rodean. Controlarlo es algo primordial y con estas sencillas técnicas estamos seguros que podrás lograrlo.