8 errores que debes evitar cometer con tu higiene íntima

Creemos saberlo todo acerca de cómo cuidar nuestra higiene personal, pero es posible que estés cometiendo algunos errores que pueden perjudicar el correcto equilibrio de la flora vaginal. Por esto, acá te dejamos algunas recomendaciones de lo que debes evitar hacer en cuanto a tu higiene íntima, para evitar irritaciones, infecciones y hongos.

1)   Limpiar de atrás hacia adelante

Luego de orinar, es importante que nunca limpies tu parte íntima de la parte posterior hacia adelante. Recuerda que las bacterias intestinales que vienen del ano son perjudiciales en gran medida, ya que estas son causantes de la mayoría de las infecciones vaginales.

2)   Usar tampones durante la noche

Es bien sabido que los tampones promueven la entrada de la toxina TSST-1 en la vagina, que es la causante del síndrome de shock tóxico o SCT. Esta toxina entrará a tu sistema de circulación a través del revestimiento uterino, trayendo múltiples consecuencias.

Los tampones también son responsables de las infecciones vaginales por levadura, por lo tanto recuerda cambiarlo cada 3 o 4 horas, al igual que la toalla sanitaria.

3)   Lavar la zona íntima varias veces al día y duchas continuas

A veces creemos que mientras más lavemos nuestra zona íntima estará más alejada de las bacterias. Sin embargo, es importante saber que pasa exactamente lo contrario si abusas de tales lavados, ya que justamente la vagina produce buenos gérmenes de manera natural para equilibrar la flora vaginal. Este error traerá consecuencias como infecciones, vaginitis y flujo vaginal maloliente.

4)   Usar una toalla para secar la zona íntima

Esto es una pésima idea, ya que el paño puede convertirse en un verdadero nido de gérmenes, usa papel o agua para lavar.

5)   Usar un solo gel de ducha para el cuerpo y la zona íntima

La mejor opción para lavar su zona íntima es un jabón con un PH ácido y únicamente en la parte exterior de la vagina. Es poco recomendable usar el mismo gel de baño, ya que la zona vaginal es realmente frágil.

6)   Usar protectores diarios

Muchas mujeres tienen el mal hábito de usar a diario toallitas para la higiene íntima, pero la realidad es que estos productos contienen blanqueadores, perfumes y desinfectantes que pueden causar alergias, irritación o maceración de gérmenes. Todas estas prácticas conllevan al padecimiento de cistitis.

Controla el uso de este producto para evitar los químicos que vienen contenidos en los protectores. Lo mejor es dejar que la zona íntima respire libremente usando únicamente ropa interior de algodón.

 

7)   Usar tangas a diario

Esta prenda que aunque es ideal para llevar tus atuendos ajustados, son poco recomendables; ya que el roce constante de la cuerda puede causar fricción en la mucosa, lo que conlleva a la formación de infecciones.

8)   Usar ropa interior sintética

Este material no permite la correcta ventilación de tu zona íntima, por lo tanto, puede provocar un exceso de transpiración. Puedes usar este tipo de ropa interior sin convertirlo en un hábito y escoge mayormente algodón para cubrir esta zona.

Tu zona íntima debe ser cuidada correctamente para evitar las infecciones comunes. Adicionalmente, aprovecha de tomar nota sobre algunos consejos adicionales, para mantener una buena higiene personal:

  • Cambiar la ropa interior diariamente
  • Orinar después de tener relaciones sexuales
  • Evitar la depilación o exposición total de la vulva
  • Evitar las máquinas de afeitar que podrían causar vellos encarnados