Diástasis abdominal, todo lo que necesitas saber

La diástasis abdominal es una afección muy frecuente en gran cantidad de mujeres, mayormente durante el embarazo. Una de las señales más claras de diástasis abdominal es la presencia de una barriga abultada incluso en mujeres delgadas.

A pesar de afectar la estética, no conlleva complicaciones mayores por lo que la mayoría de las personas afectadas no recurren a ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, en algunos casos puede verse complicado con incontinencia y hernias.

¿Qué es la diástasis abdominal?

Comencemos por definir esta afección que a pesar de ser común es poco conocida. Se trata de una separación de los músculos rectos del abdomen. Esta separación es producida a causa de un daño significativo en el tejido que conecta los rectos entre sí y la línea alba (línea media).

Los rectos son los famosos músculos ubicados en el abdomen, desde la parte interior de las costillas hasta el área superior del pubis. Son mejor conocidos como las tabletas de chocolate, y están unidos a través de un tejido fibroso con alto contenido de colágeno.

Su función principal es la de permitir la flexión e inclinación del tronco, mantener el cuerpo erguido y colaborar durante la respiración estimulando la espiración.

Factores de riesgo

Existe una serie de factores de riesgo que pueden propiciar la aparición de esta afección:

1.       El embarazo:

Este es posiblemente uno de los factores más comunes, ya que el cuerpo cambia por completo para adaptarse al crecimiento del bebé. Uno de los principales cambios se presenta en la pared abdominal, ya que los tejidos se distienden  para brindarle al bebé el espacio necesario para crecer.

Adicionalmente, el profundo cambio hormonal que se presenta en las mujeres hace que se incremente la producción de progesterona, elastina, estrógenos y relaxina. Esta combinación de hormonas alteran la composición natural del colágeno y debilitan el tejido que conecta los rectos abdominales.

2.       Aumento de peso

El incremento de peso corporal provoca daño en la línea alba a causa de la constante presión, llevando a la aparición de diástasis abdominal.

3.       Trabajo abdominal

La diástasis puede surgir como consecuencia de un trabajo excesivo de los rectos del abdomen, al hacer esfuerzos continuos durante largo tiempo, y el elevar y transportar objetos de gran peso.

¿Qué efectos puede tener la diástasis abdominal en el cuerpo?

Más allá de afectar la apariencia, la diástasis abdominal puede llevar a complicaciones mayores, afectando la salud de quien la padece. Las afecciones relacionadas a esta enfermedad se encuentran:

  • Disfunción del suelo pélvico.
  • Dolor pélvico.
  • Dolores de espalda.
  • Problemas digestivos.
  • Problemas de postura.