Bienestar

Automedicarse antibióticos es un alto riesgo

Los medicamentos están diseñados para actuar sobre enfermedades específicas, aunque los síntomas sean parecidos, cada fármaco tiene una función en particular. Es decir, cada medicamento tiene su propio mecanismo de acción.  En el mundo los antibióticos son los medicamentos más mal empleados, por familias e individuos. En este artículo te contaremos los riesgos de la automedicación con antibióticos.

¿Qué son los antibióticos?

Los antibióticos son fármacos, que fueron desarrollados y que actualmente se usan para combatir las infecciones causadas por bacterias. El primer antibiótico y el más reconocido a nivel mundial fue creado en 1928, y fue la penicilina. Los antibióticos son quizás el mayor avance en la medicina de los últimos tiempos, como pueden ayudarnos con enfermedades e infeccione, su mal uso, también puede ser muy perjudicial para nuestra salud.

Los beneficios de los antibióticos de última generación, son que tiene baja toxicidad, es decir que atacan a microorganismo específicos sin tener efectos adversos importantes. Pero si nos engañamos a notros mismo, y “engañamos al cuerpo” estos mismos antibióticos pueden causarnos graves riesgos a nuestra salud.

Los riesgos de la automedicación con antibióticos

La irresponsabilidad, la confianza en exceso, el “conocimiento popular”, la ligereza o la falta de tiempo de ir al médico, pueden llevarnos a consumir el antibiótico equivocado, o el antibiótico que no tiene efecto alguno para nuestra patología. Estas prácticas son cada vez más comunes en el mundo, y pueden traer graves complicaciones para nuestra salud como:

  • Tratamiento equivocado: Cuando una persona tiene una enfermedad y recurrimos a un tratamiento inadecuado, podemos enmascarar los síntomas y empeorar la condición del paciente.
  • Efecto secundario: Los antibióticos tienen efectos colaterales, que, combinados con los síntomas de la enfermedad, puede empeorar el estado general del paciente. Los trastornos digestivos, la diarrea y el vómito son los más comunes.
  • Toxicidad: El abuso de cualquier sustancia puede causar una reacción adversa grave en el paciente, si no se toma la cantidad adecuada y el medicamento adecuado.
  • Alteración de otras drogas: Los antibióticos si se combinan mal con otros medicamentos pueden cortar el efecto de la otra droga involucrada.
  • Resistencia a los antibióticos: Cuando engañamos al cuerpo con antibióticos equivocados, o no necesarios, los patógenos empiezan a crear resistencia a estos antibióticos, por eso es importante tomarse el antibiótico y la dosis adecuada.

Recomendaciones

Cuando tenga una infección o una patología cualquiera evite automedicarse, siempre vaya a un centro médico, que un especialista le diga la dosis y el antibiótico adecuado. Recuerde que lo importante es cuidar su salud por encima de cualquier cosa.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.