Amalgama dental: El Consejo de Europa vota a favor de una prohibición gradual del uso de mercurio

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

Actualizado el

El Consejo de Europa ha tomado una decisión trascendental en la protección de la salud pública y el ecosistema europeo al votar a favor de una prohibición gradual del uso de mercurio en la amalgama dental. Esta medida marca un hito importante en la búsqueda de alternativas más seguras y respetuosas con el medio ambiente en el ámbito de la odontología.

- Publicidad -

Los peligros del mercurio en las amalgamas dentales

El mercurio es un metal pesado que puede ser tóxico tanto para los seres humanos como para los organismos vivos. Cuando se utiliza en las amalgamas dentales, puede representar riesgos para la salud, especialmente cuando se inhala o se ingiere. El mercurio puede acumularse en los tejidos corporales y provocar problemas neurológicos, renales y cardiovasculares.

Modelo amalgama dental
Foto: Freepik

Las amalgamas dentales están compuestas por una mezcla de mercurio, plata, estaño y otros metales. Aunque el mercurio está ligado a otros compuestos cuando se utiliza en las amalgamas, todavía puede liberarse en forma de vapor o partículas finas. Estas emisiones pueden ocurrir durante la colocación, la eliminación o la manipulación de las amalgamas dentales, exponiendo a los pacientes, dentistas y personal médico a niveles potencialmente peligrosos de mercurio.

La acción del Consejo de Europa

Consciente de los riesgos potenciales asociados al uso de mercurio en las amalgamas dentales, el Consejo de Europa ha votado a favor de una prohibición gradual de esta práctica. Esta decisión se basa en las recomendaciones del Comité de Productos Médicos y del Comité de Productos Químicos, que han examinado los datos científicos disponibles sobre los efectos del mercurio en la salud y el medio ambiente.

La prohibición propuesta por el Consejo de Europa prevé una reducción progresiva del uso de mercurio en las amalgamas dentales, con una fecha límite para la eliminación completa de esta práctica. Este enfoque permitiría a los Estados miembros de la Unión Europea implementar medidas de transición para reemplazar las amalgamas dentales por alternativas más seguras.

Las alternativas a la amalgama dental

Existen varias alternativas a las amalgamas dentales que se consideran más seguras y respetuosas con el medio ambiente. Estas alternativas incluyen los compuestos dentales, las cerámicas y las incrustaciones de porcelana. Estos materiales son libres de mercurio y presentan menos riesgos para la salud y el medio ambiente.

Los compuestos dentales, también conocidos como resinas compuestas, están compuestos por partículas de vidrio o cerámica mezcladas con una resina. Se utilizan para restaurar los dientes dañados o cariados y ofrecen un aspecto natural. Por otro lado, las cerámicas se utilizan a menudo para restauraciones dentales estéticas, como carillas o coronas. Las incrustaciones de porcelana son alternativas más duraderas a las obturaciones de amalgama y se fabrican a medida para adaptarse a la forma del diente.

Los beneficios de una prohibición gradual del mercurio en las amalgamas dentales

La prohibición gradual del mercurio en las amalgamas dentales tiene numerosos beneficios para la salud pública y el medio ambiente. Al eliminar gradualmente el uso de mercurio en las amalgamas dentales, se reducirá la exposición de los pacientes, los dentistas y el personal médico a este metal pesado potencialmente tóxico. Las alternativas sin mercurio ofrecen opciones más seguras para los pacientes, reduciendo así los riesgos de problemas de salud relacionados con el mercurio.

Foto: Freepik

Además, la eliminación del mercurio en las amalgamas dentales contribuye a preservar el ecosistema al reducir la liberación de este metal pesado en aguas residuales y desechos médicos. Esta prohibición gradual también fomentará la innovación, al incentivar a los investigadores y fabricantes a desarrollar nuevas técnicas y materiales dentales más seguros y respetuosos con el medio ambiente.

- Publicidad -

Los desafíos de la prohibición gradual

Aunque la prohibición gradual del mercurio en las amalgamas dentales presenta numerosos beneficios, también enfrenta desafíos. Algunos de los principales desafíos que los países europeos podrían enfrentar al implementar esta prohibición incluyen la formación de los dentistas en las nuevas técnicas y alternativas a las amalgamas dentales, el costo de las alternativas sin mercurio y la necesidad de concienciar al público sobre los riesgos del mercurio en las amalgamas dentales y los beneficios de las alternativas seguras.

Foto: Freepik

La prohibición gradual del mercurio en las amalgamas dentales en Europa es una medida importante para proteger la salud pública y el medio ambiente. Esta decisión del Consejo de Europa marca un hito crucial en la reducción de la exposición al mercurio y la promoción de prácticas dentales más seguras y respetuosas con el medio ambiente. Al fomentar el uso de alternativas sin mercurio, podemos garantizar una atención dental de calidad al tiempo que preservamos nuestro ecosistema para las generaciones futuras.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados