Utilice las escaleras como Gimnasio

Después de décadas de ascenso, volvemos a los escalones: subir y bajar ayuda a al estado físico. «Es un ejercicio excelente, gratuito, al alcance de todos y con grandes beneficios», explica el entrenador personal Massimo Pirola, quien explica los beneficios, técnicas y métodos para quienes quieren transformar este ejercicio, que para algunos es obligatorio, en un verdadero entrenamiento.

Hacerlo todos los días, fortalece el sistema cardiovascular, aumenta la oxigenación de los tejidos y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. Toda la musculatura de las extremidades inferiores, desde la pantorrilla hasta el muslo, incluyendo los músculos de los glúteos pequeños, medianos y grandes, se refuerza durante el ascenso.

Es ideal para tonificar a quienes practican deportes aeróbicos como correr, se recomienda para ancianos y mujeres en la menopausia para mejorar la masa ósea y combatir la osteoporosis. Por no hablar del gasto calórico. Unas 8 calorías por minuto, que pueden variar en función de la velocidad, el peso individual, la altura del escalón. El uso de escaleras debe ser constante, continuo y no aleatorio. No es suficiente caminar tres pisos de vez en cuando para mantenerse en forma y disfrutar de los beneficios. Deben ser pensados como un gimnasio personal, sin costo alguno, para ser usados escalando por lo menos 30 escalones sin descansos tres veces al día.

Utilice la técnica, diversifique el paso: uno-dos pasos a la vez, zigzaguee, cruce los pasos o muévase de un lado de la rampa al otro. De esta manera, el equilibrio y la coordinación también se entrenan, y el ritmo se mantiene alto. En las escaleras es necesario tener una postura correcta para evitar problemas en los tobillos y las rodillas, doblar ligeramente hacia adelante manteniendo la espalda recta, mirar y la cabeza alta.

Importante. Todo el pie va sobre el escalón, no sólo el dedo del pie. Cuidado con el descenso, y no olvides el estiramiento: sólo 2/3 minutos de estiramiento de los músculos del fémur, del cuádriceps y de las pantorrillas.