Todo lo que debes saber sobre la rinitis alérgica

Síntomas como goteo nasal, estornudos, irritación ocular y comezón en la nariz fácilmente se confunden con un resfriado, pero en muchas ocasiones puede tratarse de rinitis alérgica, la cual puede ser persistente o transitoria. En los casos en los que esta enfermedad persiste durante varios meses, conduce a otros trastornos respiratorias.

Si sufres de este tipo de molestia, quédate a leer este post que te dirá todo lo que necesitas saber para controlar tu rinitis.

¿Qué es la rinitis alérgica?

Consiste en una reacción alérgica del sistema respiratorio, en especial de la mucosa nasal. Cuando se presenta la alergia, las sustancias inflamatorias son producidas por las células del cuerpo; los vasos sanguíneos son dilatados, causando las reacciones externas. Sucede más frecuentemente en personas con sistema inmunológico anormal.

Síntomas más comunes

Algunos estudios demuestran que más de 500 millones de personas en todo el mundo sufren de esta enfermedad, presentando los siguientes síntomas:

  • Estornudos
  • Ojos llorosos con picazón
  • Nariz irritada y congestionada
  • Secreción nasal
  • Tos y comezón en la garganta

Tipos de rinitis alérgica

Rinitis alérgica crónica

Es aquella cuyos síntomas alcanzan el año, por lo cual es denominada persistente. Las causas de este tipo de rinitis pueden ser muy variadas; por ejemplo, la contaminación en el aire que se respira, alérgenos existentes en el ambiente, pelos de animales, plumas de las aves, ácaros, el moho o los olores fuertes producidos por químicos.

Rinitis alérgica estacional

Es causada por la hipersensibilidad al polen y es también conocida como “fiebre del heno”. Este tipo de rinitis ocurre con mayor frecuencia en verano y primavera, ya que los árboles y las flores están en la fase de polinización.

A pesar de que esta enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, existe un mayor riesgo en niños de 6 a 15 años y ocurre solo a partir de los 3 o 4 años.

¿Debo recurrir al médico?

Existen diferentes maneras de aliviar la rinitis alérgica. Por ejemplo, los antihistamínicos o algunos productos naturales pueden ayudarte a reducir la intensidad de los síntomas.

Sin embargo, siempre es mejor consultar con el médico, ya que, si el problema se vuelve persistente y no es tratado correctamente, puede inducir a la sinusitis crónica, y a la otitis media en el caso de los niños. Incluso, existen casos donde se mezclan la rinitis y el asma, lo que puede ser mucho más grave si no acude a un especialista.

Tratamientos para la rinitis alérgica

Pueden resultar muy eficaces las soluciones nasales con cromoglicato de sodio en forma de aerosol, que logran reducir eficazmente la inflamación mientras protegen la mucosa nasal de los alérgenos. Así también los antihistamínicos de venta libre, muy comunes para este tipo de enfermedades.

Existe un procedimiento llamado desensibilización, el cual ayuda a reducir los síntomas cuando resultan demasiado molestos. Consiste en un tratamiento por inmunización que logra aumentar la resistencia del paciente a los alérgenos. Antes de optar por esta alternativa se realiza una prueba cutánea.

Por otra parte, existen los tratamientos naturales que pueden ayudar de manera óptima al paciente. La homeopatía puede usarse como alternativa adicional; también la acupuntura, en sesiones de 15 a 20 minutos, ayuda a reducir los síntomas agudos, mientras que controla la dependencia a los antihistamínicos.

Los aceites esenciales como la lavanda, la manzanilla alemana, el estragón, el limón y la verbena ayudan de manera notable a aliviar los síntomas de la rinitis alérgica.

¿Cómo puedo prevenir la rinitis alérgica?

Estas son algunas recomendaciones pueden ayudarte a reducir el riesgo de contraer está molesta enfermedad:

  • Evita exponerte demasiado a lugares donde prolifere grandes cantidades de polen, como parques, bosques, campos, etc.
  • Retira el polvo con frecuencia.
  • Lava tu ropa de cama con agua caliente.
  • Cambia oportunamente las sábanas, fundas y mantas
  • Evita las mascotas. El pelo de gato suele ser el más alergénico.

No dudes en consultar con tu médico si tus síntomas de rinitis alérgica son demasiado molestos o persistentes. Y no dejes de lado los tratamientos naturales, ellos te ayudarán a sobrellevar la enfermedad.