Tipos de apnea del sueño: síntomas, causas y tratamiento

La apnea del sueño es un desorden potencialmente peligroso, en el cual la respiración normal al dormir es interrumpida hasta por 40 segundos y luego reinicia. Estas interrupciones son completamente involuntarias y es probable que quien las padece no sea consciente de ello, por eso es importante prestar atención a los síntomas que pueden ocurrir durante el día y consultar a un médico. Además, existen diferentes tipos de apnea del sueño, y  diferenciarla, ayuda a tratarlas de mejor forma.

¿Cuáles son los síntomas?

De acuerdo a la clínica Mayo de los Estados Unidos, los signos más comunes de esta enfermedad son los siguientes:

  • Ronquidos fuertes casi todas las noches
  • Pausas en la respiración
  • Resequedad en la boca al despertar
  • Dolores de cabeza al levantarse en la mañana
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Agotamiento y somnolencia durante el día
  • Dificultad para concentrarse durante el día
  • Irritabilidad constante

Existen tres tipos de Apnea del Sueño y las causas de cada una pueden variar.

 Apnea del Sueño Obstructiva

Es la forma más común y ocurre cuando los músculos en la parte de atrás de la garganta se relajan al dormir. Estos músculos soportan el paladar suave, la úvula, las amígdalas, las paredes de la garganta y la lengua. Cuando dichos músculos se relajan, las vías respiratorias se estrechan al respirar, no dejan pasar suficiente aire, y cuando el cerebro nota la disminución de oxígeno en la sangre, hace que la persona despierte momentáneamente para que pueda volver a respirar. Este despertar no dura mucho tiempo, y la mayoría de las veces la persona no lo recuerda.  Esto se puede repetir entre 5 a 30 veces por hora.

Aunque la apnea del sueño puede afectar a cualquiera, existen factores de riesgo que incrementan la probabilidad de padecerla. Algunos factores son: obesidad, tener un cuello ancho (con una circunferencia mayor a 40cm), edad avanzada, consumo de alcohol, uso de pastillas para dormir o tranquilizantes, fumar, y congestión nasal.

Adicionalmente, los hombres tienen más probabilidad de sufrir apnea del sueño que las mujeres.

Apnea del Sueño Central

Es la forma menos común y ocurre cuando el cerebro no puede transmitir las señales adecuadas a los músculos que asisten en la respiración. Cuando esto pasa, el paciente no respira por breves periodos y al despertar presenta dificultad para conciliar el sueño.

Síndrome de Apnea del Sueño Complejo

Ocurre cuando el paciente presenta los dos tipos anteriores de apnea al mismo tiempo.

En general, la apnea del sueño es una enfermedad seria que puede traer severas consecuencias si no se corrige. Entre estas tenemos:

  • Hipertensión, especialmente en pacientes con sobrepeso.
  • Diabetes tipo 2.
  • Síndrome metabólico, que incluye colesterol alto, azúcar en sangre alta y aumento de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Hígado graso
  • Fatiga crónica

 Tratamientos  para la Apnea del Sueño

En primer lugar, se debe acudir a un médico para obtener diagnóstico y tratamiento. Entre los remedios más comunes están los dilatadores nasales, que mantienen las fosas nasales abiertas para facilitar la respiración y al tiempo disminuir los ronquidos.

En casos más severos se usan sistemas sofisticados como las máquinas de  presión positiva de flujo de aire, CPAP por sus siglas en inglés. Es una máscara que cubre la nariz y la boca y provee un flujo constante de aire.

Adicionalmente, hay pasos que se pueden tomar para tratar la enfermedad en casa los cuales pueden ayudar enormemente a reducir los síntomas de la misma.

  • Perder peso
  • Dejar de fumar
  • Evitar el alcohol y las pastillas para dormir
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Evitar la cafeína y las comidas abundantes
  • Mantener un horario de sueño regular

También te puede interesar leer: La apnea del sueño y el cáncer: factor de riesgo y progresión