Los beneficios del aloe vera para los problemas de la piel

El aloe vera es una planta perenne que prospera en ambientes cálidos y áridos. Específicamente, se encuentra en el norte de África, las Islas Canarias, la región del Mediterráneo, Australia y partes de los Estados Unidos. Los datos históricos muestran que el aloe vera ha sido durante mucho tiempo un componente importante de la medicina herbaria. Otras civilizaciones, entre ellas la árabe, la griega y la española, utilizaban el aloe vera para reducir la transpiración y eliminar el olor corporal. Los misioneros españoles a menudo aprovechaban los beneficios del aloe vera para tratar a los enfermos.

El aceite de aloe vera no es realmente un aceite puro. Es una mezcla de planta de aloe vera y aceite graso. Este aceite vegetal tiene esencialmente las propiedades del aloe, del que se extrae. Sin embargo, al estar asociada a una grasa, sus propiedades nutricionales pueden ser mejoradas o reducidas. La mayoría de los beneficios terapéuticos del aloe vera provienen de sus hojas carnosas que retienen agua y, en particular, del gel rico en nutrientes que se extrae de ellas. El aceite suele estar hecho de las hojas o del gel.

Algunos usos del aceite de aloe vera

El aloe vera se utiliza comúnmente en la industria cosmética y alimentaria. Sus beneficios se usan ampliamente en productos para el cuidado del cuerpo como bálsamos labiales, lociones y otros productos para el cuidado de la piel. El aloe vera en sí mismo es, por supuesto, un producto muy popular para el cuidado de la piel.

Algunas personas lo usan como gel para aliviar la picazón, acelerar la curación de las heridas y como agente humectante. Otros posibles usos del aceite de aloe vera son los siguientes:

  • El aceite de masaje, por su capacidad para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Aceite de aromaterapia. Los aromaterapeutas suelen mezclar el aceite de aloe vera con otros aceites vehiculares para beneficiarse de su acción calmante y regeneradora.
  • Cuidado del cabello. Puede utilizarse como acondicionador para tratar cueros cabelludos secos y caspa.
  • Tratamiento de las mordeduras de insectos. Este aceite vegetal también se puede utilizar para tratar la hinchazón e inflamación causada por picaduras de insectos, especialmente de abejas y avispas.
  • Producto de cuidado dental. Se ha demostrado que los nutrientes del aloe vera promueven el tratamiento de la enfermedad periodontal. Utilizado en masajes en las encías y los dientes, este aceite puede reducir el riesgo de caries y placa dental, así como la gingivitis.

Composición del aceite de aloe

La mayoría de los compuestos beneficiosos del gel de aloe vera se transfieren al aceite durante su fabricación. Aquí están los nutrientes que obtienes del gel y el aceite:

  • Vitaminas C, A (betacaroteno), E (alfa-tocoferol), B1, B2 y B6 (colina y ácido fólico).
    Minerales. Se sabe que el aloe vera absorbe los nutrientes del suelo. Proporciona hierro, cobre, magnesio, calcio, manganeso, sodio y potasio.
  • Aminoácidos. El aceite de aloe contiene 20 aminoácidos, así como 7 u 8 aminoácidos esenciales.
  • Antraquinonas, entre ellas el aloe emodine, la aloína y el ácido cinámico.
    Compuestos parecidos a los lípidos, como el ácido araquidónico, el ácido gamma-linoleico y otros fitosteroles.
  • Polisacáridos, que son moléculas de carbohidratos con propiedades beneficiosas.

El aceite de aloe para la piel

El aceite de aloe tiene las virtudes terapéuticas de la planta de aloe vera, tiene acción antiinflamatoria, antibacteriana, antiviral, antimicótica, antioxidante y astringente.

Al igual que el gel de aloe vera, el aceite de aloe es conocido por sus efectos beneficiosos sobre la piel. Gracias a sus propiedades antioxidantes, ayuda a la piel a curarse rápidamente de las quemaduras de sol. El aloe vera también puede utilizarse para curar cortes y heridas menores.

El aceite de aloe es una buena alternativa a los humectantes químicos. La larga lista de antioxidantes de la planta, incluyendo el betacaroteno y las vitaminas C y E, hacen que la piel sea flexible y firme. Pueden ayudar a prevenir la aparición de arrugas, líneas finas y estrías.

El aloe vera es conocido por su acción contra el acné debido a su capacidad para reducir la inflamación de la piel, las ampollas y el picor.

El aloe vera se utiliza hoy en día para tratar problemas comunes de la piel como la psoriasis, el eccema y el enrojecimiento. Su naturaleza calmante lo hace efectivo para tratar y aliviar el dolor causado por el herpes y la culebrilla.

El aloe vera también es un producto eficaz para el cuidado del cabello. Además de tratar la caspa y el cuero cabelludo seco, la planta también puede promover el crecimiento del cabello y fortalecerlo. Mezclado con el aceite del árbol del té, el aceite de aloe puede ser eficaz contra las infecciones fúngicas del cuero cabelludo.

Las personas que sufren de osteoartritis también pueden aliviarse con los beneficios del aloe vera. Cuando se aplica tópicamente a las articulaciones dolorosas, puede ayudar a reducir la inflamación.
Algunos posibles efectos secundarios del aceite de aloe vera

Contraindicaciones

Tenga siempre cuidado con el aceite de aloe, ya que puede causar reacciones alérgicas en algunas personas. Para saber si eres alérgico al aloe vera, hazte un test de piel o aplica una gota de aceite en una pequeña zona de tu piel. Los compuestos de aloe vera pueden reaccionar a ciertos medicamentos, como laxantes, medicamentos para la diabetes y diuréticos.

La diarrea causada por la planta puede reducir los niveles de potasio, lo que puede afectar la potencia de algunos medicamentos. Como con cualquier aceite de hierbas, consulte a un aromaterapeuta o médico experimentado antes de usar el aceite de aloe vera, especialmente si está tomando medicamentos, está embarazada o amamantando.