Nutrición

Hongo Cordyceps: los beneficios del hongo de los emperadores de China

Entre las setas medicinales, el hongo cordyceps es uno de los más famosos. Era reservado para el Emperador de China y su corte como ingrediente de un plato real, el pato lacado de cordyceps. Un hongo muy buscado en el Tíbet, también se cultiva por sus muchas propiedades.

Un hongo de larga vida

El hongo cordyceps figura en la farmacopea china desde el siglo XVII, pero se conoce desde hace más de 2000 años como un poderoso tónico muscular y afrodisíaco.

Es por esta razón que fue reservado para el Emperador de China y su corte. Un estudio realizado en 2004 en ratones machos mostró que este hongo aumentaba significativamente los niveles de testosterona, lo que en particular promueve la erección.
Desde entonces, numerosos estudios han demostrado que el hongo también ayuda a regular la inmunidad, lo que lo hace útil en caso de reacciones alérgicas (asma, fiebre del heno, por ejemplo), así como en caso de caída de la inmunidad.

Un poderoso protector del hígado

En este hongo hemos aislado una sustancia, la cordycepina, que aumenta la actividad de dos enzimas hepáticas, la superóxido dismutasa y la glutatión peroxidasa, que luchan contra las toxinas y especialmente contra los radicales libres. Esto hace que los cordyceps sean un antioxidante notable.

Un estudio realizado en 2003 en ratas también demostró que este hongo protegía las células del hígado de sustancias tóxicas como el etanol. A dos poblaciones de ratas las alimentaron con etanol en su dieta para crear las condiciones para el desarrollo de la cirrosis.

A la primera población de ratas se le dio un placebo y a la segunda se le dio cordyceps. Se comprobó que los cordyceps retrasaban o incluso prevenían la aparición de la cirrosis y, por lo tanto, desempeñaban una función de protección del hígado.

¿Cómo y por qué tomar cordyceps

Este hongo puede ser tomado en primer lugar como una cura para cualquier persona que necesite fortalecer sus defensas inmunológicas o regularlas, así como para aquellos que quieran mejorar su rendimiento físico, especialmente los deportistas.

En segundo lugar, este hongo es útil como suplemento para personas con sistemas inmunológicos debilitados, como estimulante inmunológico y como protector del hígado. También se puede aconsejar a esta seta en la cura de un mes por trimestre o por semestre, para simplemente mantener el terreno de la salud.

Por último, las personas que sufren de alergias respiratorias pueden tomarlo como medida preventiva. Por ejemplo, las personas propensas a la fiebre del heno pueden tomar un curso de cordyceps durante uno o dos meses, de marzo a abril o de abril a mayo, dependiendo de los períodos habituales de desencadenamiento de la alergia al polen.

También te puede interesar leer: La Fibra: los nueve beneficios que brinda a la salud

Fuente: Alain Tardif
Naturópata, Presidente de l’Académie Européenne des Médecines Naturelles
Creador de productos a base de plantas y hongos y autor de numerosos libros.