Eliminación de los ácidos grasos trans: una prioridad para la OMS

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

La Organización Mundial de la Salud (OMS) desempeña un papel crucial en la lucha contra las enfermedades y la mejora de la salud a nivel mundial. Una de las prioridades de la OMS es la eliminación de los ácidos grasos trans producidos industrialmente, los cuales representan un grave problema de salud pública en muchos países.

- Publicidad -

Los peligros de los ácidos grasos trans

Los ácidos grasos trans son grasas semisólidas a sólidas presentes tanto en la naturaleza como producidas industrialmente. Su consumo se asocia con un mayor riesgo de infarto de miocardio y muerte por enfermedad cardíaca. Estas grasas dañinas se encuentran principalmente en alimentos fritos, pasteles y platos preparados. No solo no aportan ningún beneficio a nuestra salud, sino que a menudo están asociadas con un alto contenido de azúcar, grasa y sal.

Foto: Freepik

La iniciativa REPLACE de la OMS

En 2018, la OMS lanzó la iniciativa REPLACE, un enfoque estratégico para eliminar los ácidos grasos trans producidos industrialmente de la alimentación mundial. El objetivo inicial era eliminar por completo estas grasas dañinas para fines de 2023. Aunque este ambicioso objetivo no se ha logrado, se han realizado avances significativos en muchos países.

Los países comprometidos en la lucha contra los ácidos grasos trans

La OMS ha otorgado sus primeros certificados a cinco países que han demostrado avances significativos en la eliminación de los ácidos grasos trans producidos industrialmente. Estos países son Arabia Saudita, Dinamarca, Lituania, Polonia y Tailandia. Cada uno de ellos ha implementado políticas basadas en las mejores prácticas para eliminar estas grasas dañinas de su alimentación, apoyándose en sistemas de control y aplicación adecuados.

Los resultados de la iniciativa REPLACE

La OMS también ha publicado los resultados obtenidos durante los primeros cinco años de implementación de la iniciativa REPLACE. Estos resultados destacan los avances logrados en la lucha contra los ácidos grasos trans producidos industrialmente. Por ejemplo, siete países, incluidos Egipto, Macedonia del Norte, México, Moldavia, Nigeria, Filipinas y Ucrania, han adoptado recientemente nuevas políticas basadas en las mejores prácticas para eliminar estas grasas dañinas.

El impacto de las políticas basadas en las mejores prácticas

En total, 53 países han implementado políticas basadas en las mejores prácticas para eliminar los ácidos grasos trans producidos industrialmente. Esto representa una mejora significativa en el entorno alimentario para 3.7 mil millones de personas, es decir, el 46% de la población mundial. Se estima que estas políticas permitirán salvar aproximadamente 183,000 vidas al año.

Foto: Freepik

Los desafíos de la implementación de políticas

Si bien la implementación de políticas es un paso crucial, su implementación efectiva es igualmente importante. La OMS alienta a los países a seguir el ejemplo de aquellos que han recibido certificados y a aplicar y controlar rigurosamente sus políticas para garantizar los beneficios de la eliminación de los ácidos grasos trans producidos industrialmente.

Los esfuerzos de la industria alimentaria

Además de las acciones gubernamentales, la industria alimentaria también desempeña un papel clave en la lucha contra los ácidos grasos trans. Muchos fabricantes de alimentos han tomado medidas para eliminar estas grasas dañinas de sus productos. Esta colaboración entre los gobiernos y la industria alimentaria es esencial para garantizar la disponibilidad de alimentos más saludables para todos.

Los próximos objetivos de la OMS

Aunque se han logrado avances significativos, todavía queda mucho por hacer para eliminar por completo los ácidos grasos trans producidos industrialmente. La OMS propone un nuevo objetivo revisado que apunta a una eliminación casi total a nivel mundial para 2025. Esto requerirá una adopción generalizada de políticas basadas en las mejores prácticas en los países que representan la mayor carga mundial de ácidos grasos trans.

- Publicidad -
Foto: Freepik

La eliminación de los ácidos grasos trans producidos industrialmente es una prioridad importante para la OMS en su lucha contra las enfermedades cardiovasculares y la mejora de la salud mundial. Los esfuerzos realizados por diferentes países y la concesión de certificados por parte de la OMS son testimonio de los avances logrados en la lucha contra estas grasas dañinas. Sin embargo, es esencial que los países continúen implementando y controlando rigurosamente sus políticas para garantizar un entorno alimentario más saludable para todos. Juntos, podemos eliminar los ácidos grasos trans y mejorar la salud de millones de personas en todo el mundo.

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados