Bienestar

Yoga hormonal: Que es y Beneficios

La menopausia es una fase fisiológica en la vida de toda mujer, pero no siempre es fácil hablar de ella o enfrentarla de primera mano. Es un período complejo y lleno de cambios, que a veces despiertan preocupación. ¿Quién hubiera pensado, sin embargo, que una buena estrategia para vivirlos positivamente provenía del yoga?

Esta es la intuición de Dinah Rodrigues, brasileña nacida en 1927. Todo comienza cuando, a la edad de 65 años, comienza a practicar Hatha Yoga y se siente renacida, en términos de salud y energía. Sorprendida por estos resultados, regresa a los libros para estudiar la menopausia y los trastornos relacionados y, al mismo tiempo, continúa practicando Hatha Yoga, Qi Gong y Kundalini Yoga. En 1992 estaba lista para realizar los primeros cursos de su nueva disciplina, que se llama yoga hormonal.

La menopausia, un período delicado

La menopausia es un período de profunda transformación, que a menudo la pone a prueba. Sofocos, sequedad del sistema urogenital, aumento de peso, cambios de humor, dolores de cabeza y migrañas, insomnio. Los síntomas son diferentes de un caso a otro y pueden aparecer repentinamente. Por si fuera poco, también entran en juego factores culturales y psicológicos. Tenemos que aceptar la idea de despedirnos para siempre de una determinada fase de nuestras vidas, incluida la posibilidad de ser madres.

Sin embargo, la menopausia no debe ser considerada como una enfermedad, ni como una molestia.

Si lo piensas, de hecho, la menopausia es también el período en el que los niños son adultos e independientes, te retiras y ganas más tiempo para dedicarte a ellos mismos, quizás redescubriendo alguna pasión que ha estado encerrada durante mucho tiempo en el cajón. Cuidar de tu propio bienestar también significa recuperar fuerzas para disfrutar al 100% de estas nuevas oportunidades.

¿Cómo funciona el yoga hormonal?

Este es el propósito del yoga hormonal, una terapia natural que se basa en los principios milenarios del yoga, especialmente el Hatha Yoga, introduciendo también algunos elementos del Kundalini Yoga y otras técnicas de energía tibetana.

El enfoque de Rodrigues incluye asanas (posiciones) dinámicas acompañadas de pranayama específicos (ejercicios de respiración). Que estimulan en particular el área abdominal y facilitan la circulación del prana, es decir, la energía que mantiene el cuerpo sano. Al hacerlo, el yoga hormonal reactiva los ovarios y estimula la producción de hormonas, contrarrestando los síntomas típicos de la menopausia.

La autora no quiere sustituir a los médicos; al contrario, escribe claramente que es una buena idea hacerse un examen exhaustivo al menos una vez al año.

Los beneficios del yoga hormonal

Según el manual, el yoga hormonal da un impulso de vitalidad y aporta muchos beneficios:

  • A nivel fisiológico, esta disciplina reactiva la producción de hormonas, aliviando así los síntomas de la menopausia y previniendo las enfermedades causadas por el déficit hormonal.
  • A nivel físico, una práctica constante fortalece los músculos, corrige la postura, hace los movimientos más flexibles y ligeros, fortalece los huesos y da forma a las líneas del cuerpo.
  • A nivel psíquico, ayuda a manejar el estrés y mantener el equilibrio emocional, y contrarresta el insomnio, la depresión y otros problemas emocionales relacionados con esta fase de la vida.
  • En términos de energía, el yoga hormonal infunde vitalidad y bienestar, reactiva las glándulas endocrinas y facilita la absorción del prana.

Para los que se recomienda el yoga hormonal

Dinah Rodrigues dedica su libro principalmente a las mujeres que están entrando en la menopausia, con la carga de inseguridades que esto conlleva, pero también a aquellas que han estado en la menopausia durante años: ambas categorías pueden dar pasos de gigante, si siguen constantemente las enseñanzas de un profesional.

Si bien es cierto que el yoga hormonal ha sido diseñado y desarrollado con especial atención a las mujeres de edad avanzada, también es beneficioso para las mujeres más jóvenes, que tienen déficits hormonales, entran en la menopausia precoz o, en general, sufren de síndrome premenstrual, dolor menstrual, disfunción hormonal o dificultad en la concepción. Incluso puede ser una panacea para los hombres, a los que Dinah Rodrigues ha dedicado otro libro, que actualmente sólo está disponible en inglés.