El té negro es un producto resultante de la oxidación total de las hojas de la planta de té. Es un arbusto que pertenece a la familia de las Theaceae. Su nombre científico es Camellia sinensis o Thea sinensis. El té negro es una de las bebidas más consumidas en el mundo. Además de una alta concentración de principios activos, también ofrece muchas virtudes medicinales. Sus principales componentes son la cafeína, los polifenoles, los flavonoides y los taninos.

Beneficios del té negro para la salud

Debido a su alto contenido en cafeína, el té negro desarrolla actividades estimulantes y tonificantes. En otras palabras, puede dar al cuerpo un efecto de «latigazo» cuando los niveles de energía son bajos. Es particularmente eficaz para combatir los estados de fatiga.
También ayuda a proteger el sistema cardiovascular. De hecho, varios estudios muestran su acción sobre el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre. Ayuda, entre otras cosas, a reducir el nivel de colesterol malo. Además, tiene un efecto beneficioso sobre la presión sanguínea. Participa activamente en la reducción de los niveles de azúcar en la sangre.

También ayuda a prevenir el riesgo de diabetes tipo 2.

Además, este producto es útil en casos de sobrepeso u obesidad. En primer lugar, apoya el metabolismo hepático e intestinal. Su efecto reductor de lípidos también limita la absorción de los lípidos en los intestinos, lo que lo convierte en un excelente aliado en el contexto de una dieta de adelgazamiento.

Por último, sus otros beneficios para la salud son..:
  • Prevención del cáncer
  • Limitación de los síntomas del envejecimiento celular
  • Tratamiento del chalazión y las aftas
  • Remedio para la diarrea

Formas y preparaciones

El té negro se suele consumir en infusión. Sin embargo, también hay tabletas basadas en extractos estandarizados.

Recomendaciones de uso y dosis habituales

Para cada consumo se recomienda no exceder la dosis de 2,5 g de extractos por taza. También se recomienda consumir de 6 a 8 tazas de infusión por día.
Cuando se prepara el té, es preferible no llevar el té negro a ebullición. Esto puede, de hecho, cambiar el sabor. Por lo tanto, observe un tiempo de infusión de 3 a 10 minutos dependiendo del sabor deseado. Cabe señalar que cuanto más largo es el tiempo de infusión, más cafeína se enmascara. La concentración de taninos también aumentará.

Para tratar la diarrea, es necesario dejar reposar el té durante unos diez minutos. Sin embargo, para beneficiarse de las propiedades tonificantes, hacer una infusión durante unos 3 minutos.

Para las pastillas, se recomienda tragar una pastilla por la mañana con un gran vaso de agua.

Precauciones de uso y efectos secundarios

El té negro no se recomienda para personas con problemas de corazón. Además, es importante respetar las dosis prescritas. Beber grandes cantidades puede provocar la inflamación de las membranas mucosas gástricas e intestinales. La sobredosis también puede provocar deficiencia de hierro, insomnio, palpitaciones cardíacas y sobreexcitación.

También te puede interesar leer: El Té negro: ¿Qué pasa en nuestros cuerpos cuando lo bebemos?