¡Un baño caliente para poder dormir!

Hay quienes no pueden dormirse y quienes se despiertan en medio de la noche. En cualquier caso, hay muchas personas que sufren de insomnio y que están dispuestas a usar cualquier remedio para dormir toda la noche.

La última sugerencia proviene de un estudio de la Universidad de Texas, en Austin, publicado en la revista Sleep Medicine Rewies: una poderosa ayuda para conciliar el sueño puede provenir de un largo baño caliente realizado alrededor de media hora antes de acostarse, midiendo la temperatura del agua que no debe ser inferior a 40 ° C. Según los investigadores, el baño caliente no sólo tendría el poder de relajar el cuerpo, sino también de actuar sobre la regulación de la temperatura mejorando el ciclo sueño-vigilia.

Más de 5.000 estudios analizados

Los investigadores de la American University trabajaron combinando 5.322 estudios sobre el tema. Utilizando protocolos de revisión sistemática, un método utilizado para buscar y analizar datos relevantes. Gracias al cual pudieron asociar el calentamiento pasivo del cuerpo por el agua de un baño caliente con una mejor calidad de sueño.

Los parámetros examinados

En colaboración con el Centro de Ciencias de la Salud de Houston y la Universidad del Sur de California, investigadores estadounidenses han extraído de las publicaciones información relacionada con ciertos parámetros como la latencia del comienzo del sueño, es decir, el tiempo necesario para hacer la transición de la vigilia completa al sueño real, el tiempo total de sueño y la eficiencia del sueño, es decir, la cantidad de tiempo que se pasa durmiendo en comparación con la cantidad total de tiempo que se pasa en la cama.

Finalmente, la calidad subjetiva del sueño fue considerada como un parámetro: todos estos instrumentos evaluados como un todo nos permitieron establecer que una temperatura óptima de 40 ° C ha mejorado la calidad general del sueño, contrarrestando el insomnio. En la práctica, si se programa 1-2 horas antes de acostarse, el baño caliente puede acelerar hasta 10 minutos el tiempo de sueño.

La relación entre la temperatura y el sueño

Otros estudios ya habían establecido una correlación directa entre el calentamiento del cuerpo y la mejora del sueño. Ya se había puesto de manifiesto, por ejemplo, que tanto el sueño como la temperatura interna del cuerpo están regulados por un reloj circadiano. Situado en el interior del hipotálamo del cerebro y capaz de impulsar muchos procesos biológicos.

Recuerde: ¡Un baño caliente para poder dormir!