Bienestar

100000 mil casos de afectados por agua contaminada del grifo en EEUU

El agua contaminada del grifo es responsable de unos 100.000 casos de cáncer en los Estados Unidos. Es la alarma lanzada por un estudio realizado por científicos del Grupo de Trabajo Ambiental y publicado en la revista Heylion.

La mayor parte del riesgo de cáncer proviene del arsénico natural, un subproducto de los productos químicos utilizados para desinfectar el agua, y de los contaminantes radioactivos. «Queremos que la gente se dé cuenta de que el agua que cumple con las especificaciones legales puede seguir causando riesgos para la salud de acuerdo con las últimas investigaciones científicas», dice Sydney Evans, autora líder del estudio.

«Esta es una preocupación nacional, tanto urbana como rural, con un sistema de agua pequeño o grande», añade. El número de casos de cáncer por contaminación del agua es pequeño comparado con el número total de casos de cáncer en los Estados Unidos.

Pero Olga Naidenko, vicepresidenta de Investigaciones Científicas del Grupo de Trabajo Ambiental, señaló que la contaminación del agua es responsable de un alto porcentaje de casos de cáncer que tienen causas ambientales. Generalmente la calidad del agua de los Estados Unidos se considera muy buena porque los contaminantes biológicos, como la bacteria E. coli, que son muy comunes en los países en desarrollo, se han eliminado en gran medida. Sin embargo, hay otros contaminantes peligrosos a considerar.

Los problemas en las pequeñas comunidades rurales están bien documentados. pero el estudio encontró que los contaminantes en el agua de las grandes comunidades «también contribuyen en un porcentaje significativo al riesgo general de cáncer asociado con el agua potable».

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron la calidad del agua de más de 48 mil sistemas de agua. Evans aconseja a las personas que revisen sus informes locales sobre el agua y seleccionen un filtro adecuado si es necesario. Para ello, el Grupo de Trabajo Ambiental cuenta con una base de datos sobre agua potable. En Washington DC, por ejemplo, los reguladores detectaron 10 contaminantes a niveles superiores a los indicados en las directrices de salud, que son recomendaciones más que normas. La mayoría de estos contaminantes están asociados con el cáncer.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.