Verduras olvidadas: acuérdese de ellas

Acelgas, alcachofas, colinabos… estas verduras con nombres extraños son poco conocidas por el público en general. Sin embargo, son igual de buenas para la salud que las zanahorias, espinacas o judías verdes. ¿Por qué es importante comer verduras todos los días, cómo cocinarlas y cómo variar los placeres? Todos nuestros consejos.

¿Por qué es importante para la salud consumir verduras?
Tanto las verduras como las frutas aportan en general pocas calorías y proporcionan fibra, muchos micronutrientes y también antioxidantes: vitamina C, polifenoles, carotenoides. Estos antioxidantes están implicados, entre otras cosas, en la prevención de ciertos cánceres. De hecho, un estudio reciente ha demostrado que la ingesta adecuada de antioxidantes (según la ingesta diaria recomendada) reduce en un 31% los cánceres en los humanos y en un 37% las muertes por todas las causas en los mismos sujetos. Cada año, Francia cuenta con 49.000 nuevos casos de cáncer en la población de 45 a 60 años y del 9 al 47% de ellos se podrían evitar con una ingesta adecuada de antioxidantes.

Tomate, zanahoria, lechuga, el trío ganador

En general, las verduras más populares son los tomates, las zanahorias y la lechuga. Las menos populares son las verduras de sabor pronunciado: apio, col, hinojo… y obviamente las verduras olvidadas: alcachofas chinas, aguaturmas, colinabos y otras raíces.

Algunos consejos para comer 5 frutas y verduras al día

Comer por lo menos cinco porciones de frutas y verduras al día: ¡no hay nada más fácil! La cifra de al menos 5 parece inalcanzable, pero no cuenta con las diferentes preparaciones de frutas y verduras que existen. Porque el PNNS (Programa Nacional de Nutrición y Salud) lo tiene muy claro, se recomienda comer al menos cinco porciones de frutas y verduras en todas sus formas: crudas, cocidas, congeladas, en conserva o preparadas. Para poner en práctica estas recomendaciones, se puede comer una fruta fresca, una compota de fruta sin azúcar añadido o un zumo de fruta recién exprimido con el desayuno. A la hora de almorzar, recuerde consumir verduras crudas (tomates, lechuga, pepino, zanahoria, apio…) como entrante y un acompañamiento de verduras cocidas asociadas con carbohidratos como plato principal. De postre o merienda durante el día, se puede tomar otra fruta cruda o compota. Por último, en la cena, puede comer una sopa, una ensalada mixta o incluso un acompañamiento de verduras cocidas. Puede acabar la comida con una fruta cruda o cocida (fruta escalfada…), y ¡ya tiene seis porciones de frutas y verduras!

Consejos y recomendaciones para el consumo de verduras como acelgas, alcachofas, coles…

Desde hace poco, las verduras antiguas o desaparecidas (colinabos, cardos, alcachofas chinas, aguaturmas, helianti, raíz de perejil, berenjena barbentane, chirivía, tetragone, ortiga…) vuelven a los puestos del mercado ¡y a menudo a precios de ganga! Resulta muy fácil consumirlas, sólo hay que saber cocinarlas… Ya que se trata a menudo de raíces, requieren un poco más de tiempo para cocinarse y se consumen muy bien en puré (chirivía, colinabo y aguaturma). Las alcachofas chinas tienen una pequeña forma muy divertida y pueden consumirse tal cual (20 minutos en agua hirviendo) o gratinadas, en ensaladas, salteadas… Los colinabos son muy adecuados para la cocción al vapor.

A menudo, tenemos ideas preconcebidas sobre estos vegetales cuyo nombre nos hace temblar… porque tienen una imagen anticuada pero ¡son muy sabrosos y también representan una porción de verduras!

Si este artículo le ha gustado, suscríbase a nuestro boletín de noticias!