Usos del enebro en la fitoterapia: ¿Para qué sirve y cómo se utiliza?

enebro

El enebro o enebro común es un arbusto de hoja perenne con hojas escamosas o en forma de aguja y con frutos negros o morados; es una planta muy extendida en Francia. Su nombre científico es Juniperus communis y pertenece a la familia botánica Cupressaceae. Desde la antigüedad, al enebro se le han atribuido numerosos usos y virtudes curativas. En cuanto a la composición, se distinguen los taninos, los ácidos esenciales, el azúcar, las oligo-proantocianidinas y el aceite esencial.

Las propiedades terapéuticas de la planta

Uno de los usos principales del enebro es restaurar las funciones y habilidades motoras de todo el sistema digestivo. Participa en la estimulación del apetito y ayuda a prevenir diversas patologías que afectan al aparato digestivo. Al promover la eliminación de gases, por ejemplo, ayuda a combatir la hinchazón, las flatulencias y los casos de digestión lenta y dolorosa. Además, es eficaz para combatir la falta de apetito en los casos de anorexia o durante un período de convalecencia. Además, en caso de pérdida de vitalidad, actúa como un tónico general. Ayuda, en particular, a combatir la fatiga física y mejora el estado emocional.

Esta planta medicinal también promueve las acciones depurativas del cuerpo. Al aumentar la tonicidad del hígado y los riñones, contribuye a la estimulación de las funciones de estos órganos. Al hacerlo, participa en la eliminación natural de sustancias tóxicas y evita la formación de edemas y cálculos renales.

Otras indicaciones :
  • Problemas de piel: acné, herpes, heridas, eczema y celulitis.
  • Enfermedades respiratorias: tos, catarro, resfriado y gripe
  • Condiciones urogenitales: cistitis, ciclo y flujo menstrual irregular, menstruación dolorosa.
  • Condiciones de las articulaciones, músculos o tejidos: reumatismo, artritis, osteoartritis y gota.

Formas y preparaciones

En la medicina natural, el enebro se encuentra en forma de té de hierbas o decocción, extractos secos, macerado de glicerina, hidrolato, aceite esencial, tintura madre y cápsula.
Recomendaciones de uso y dosificación

El enebro puede ser usado interna o externamente. La dosis varía según la forma utilizada.

Extractos secos (bayas secas) :
  • Té de hierbas: en una taza de agua hirviendo, poner en infusión 1 cucharadita de bayas trituradas durante 10 minutos. Filtra y consume de 2 a 3 tazas por día.
  • Fumigación: quemar las bayas en un recipiente reservado para este fin para purificar el aire circundante.
  • Baño: añadir un puñado de bayas molidas al agua del baño para disfrutar de sus propiedades antirreumáticas.
Aceite esencial:
  • Para uso externo: para ser mezclado con un aceite vegetal (5% de aceite esencial para 95% de aceite vegetal). Masajear suavemente las zonas a tratar con el preparado obtenido.
  • en la difusión atmosférica para aprovechar sus beneficios en el bienestar.
Cápsulas:

Tome 2 cápsulas dos veces al día (al mediodía y por la noche).

Razones para la precaución

El tratamiento a base de enebro debe evitarse en el embarazo, la lactancia y la insuficiencia renal. Además, para evitar los efectos secundarios, cada uso en un entorno terapéutico debe ser siempre supervisado médicamente.

También le puede interesar leer: ¿Qué aceites esenciales elegir contra la caída del cabello?