Los 7 usos de la manzanilla para la salud y belleza

Todos hemos escuchado a las abuelas hablar de las ventajas de la manzanilla para la salud y la belleza. Esta planta con flores blancas pequeñas es familia de las Asteraceae y nunca debe faltar en nuestra cocina y botiquín de primeros auxilios.

A continuación, te mostramos los 7 usos de la manzanilla. Después de esto, nunca más verás de la misma forma a esta maravillosa planta silvestre.

1.    ¿Malestar estomacal? No hay problema

Si buscas opciones naturales para los problemas de digestión, la acidez estomacal y los cólicos, nada mejor que el té de manzanilla. Mejor aún si es la manzanilla «alemana» o «matricaria recutita», uno de los remedios tradicionales más usados.

Esta especie es analgésica, antiespasmódica, antiinflamatoria y tonificante estomacal. Alivia la gastritis, diarreas, dispepsia, úlceras gástricas y duodenales; así como los espasmos del estómago y por la menstruación.

2.    Calmante de los nervios

Desde la antigüedad son reconocidas las propiedades relajantes de la manzanilla. Hoy sus principios activos forman parte de varios fármacos contra la depresión y el estrés.

A las personas que les cuesta dormir o mantener un sueño largo y reparador, tomar manzanilla los ayuda a descansar mejor. Un baño calmante o aplicarse un masaje con aceite esencial de manzanilla reduce el estrés y calmar los nervios. Su perfume dulce aquieta a los niños y los prepara para dormir.

3.    Trata las alergias en la piel

Las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas de la flor de manzanilla permiten  tratar las alergias dermatológicas y las lesiones de la piel. Aplicada en compresas o baños, cura las irritaciones y afecciones cutáneas.

El aceite esencial de manzanilla alivia el prurito. Como contiene gran cantidad de flavonoides, sesquiterpeno botánico y bisabolol cuida la piel, trata heridas, golpes, quemaduras por calor directo o sol, así como inflamaciones.

4.    Elimina los granos y manchas

La cáscara natural de manzanilla limpia y tonifica el cutis. Ayuda a reducir las manchas del rostro, eliminar los granos de acné, piel muerta y puntos negros. Asimismo, hidrata la piel seca y controla el sebo en la cara.

Tiene propiedades antioxidantes e hidratantes que pueden aprovecharse con un baño de vapor con manzanilla por 30 días o masajearte con aceite de manzanilla para un cutis brillante y tonificado.

5.    Para el dolor de muelas

Si tu hija o hijo sufren de dolor de muelas, un algodón empapado en infusión de manzanilla proporciona gran alivio. También si tu bebé presenta erupciones en la piel producto del pañal.

Vierte una o dos gotas de aceite esencial de manzanilla y aplica sobre las zonas enrojecidas del bebé para calmar la irritación por el pañal.

6.    Aclara el pelo

Las hojas hervidas de la manzanilla aplicadas al champú o como último enjuague en el cabello aclaran y dan brillo. Esto se debe a la apigenina, un principio activo presente en el centro de la flor.

Se trata de un tinte natural, que también es sedante, relajante y protector de la fibra capilar.

7.    Libre de ojeras y bolsas

Nada mejor que unas compresas empapadas con infusión de manzanilla para borrar las ojeras y la fatiga en los ojos. Pon a hervir durante 15 minutos las flores de manzanilla, deja enfriar y aplica este remedio durante 30 minutos.

Complementa con una taza de té de manzanilla durante este tiempo y relájate. Verás cómo tu cara luce más joven y despierta.