En Italia ya están habilitados el uso de piscinas, gimnasios y centros deportivos durante la pandemia, en esta nueva fase. Luego de mucho tiempo, las personas podrán volver a ejercitarse fuera de sus casas.

Sin embargo, estos lugares deben cumplir ciertas normas para poder funcionar. Estas normas fueron establecidas por un decreto del Gobierno; con el fin de salvaguardar la salud de las personas y evitar nuevos contagios.

Reglas para el uso de las piscinas durante la pandemia

Con respecto al uso de las piscinas durante esta nueva fase de la pandemia, hay disposiciones específicas para las piscinas públicas, las piscinas de juegos acuáticos y las piscinas de uso colectivo incluidas en las estructuras utilizadas para otras actividades de alojamiento (por ejemplo, establecimientos públicos, agroturismo, camping, etc.).

Estas son las normas establecidad por el Ministerio de Salud:

Las distancias que hay que mantener:
  • Al menos 7 metros cuadrados de superficie de agua por persona en las piscinas.
  • Mínimo 1 metro y medio para las personas sentadas en tumbonas y camas solares entre personas que no pertenecen a la misma familia o que cohabitan.
  • En el solarium y las áreas verdes no menos de 7 metros cuadrados de superficie para caminar por persona.
  • Los padres o acompañantes se encarguen de supervisar a los niños para que respeten la distancia y las normas higiénico-comportamentales compatibles con su grado de autonomía y su edad.
  • El acceso público a las tribunas está prohibido.
  • Prohibición de manifestaciones, eventos, fiestas y entretenimiento.
  • Para guardar la ropa y los objetos personales dentro de la bolsa personal, aunque dentro de los casilleros que en cualquier caso no se permiten compartir.
  • Evitar el uso compartido de objetos y ropa de cama.
  • Antes de entrar en el agua de la bañera proporcionar una ducha completa con jabón en todo el cuerpo.
  • El uso de un auricular es obligatorio.
  • Está prohibido escupir, sonarse la nariz, orinar en el agua.
  • Los niños muy pequeños deben usar pañales.

Obligaciones de los gerentes:

  • Informar sobre las medidas preventivas.
  • Organizar espacios y actividades de tal manera que se asegure el distanciamiento social.
  • Planear las actividades tanto como sea posible para evitar las condiciones de agregación.
  • Favorecer el acceso a las instalaciones con reserva.
  • Mantener la lista de asistencia por un período de 14 días.
  • Asegurar la eficacia de la cadena de tratamiento de aguas y los límites de los parámetros establecidos.
  • Garantizar la limpieza y desinfección regular y frecuente de las zonas comunes, vestuarios, camarotes, duchas, aseos, cabinas, equipos (tumbonas, sillas, tumbonas, incluido el equipo de flotación, barcos, etc.).
  • En particular, el equipo como tumbonas, tumbonas, sombrillas, etc. debe ser desinfectado en cada cambio de persona o de hogar.
  • Equipar las instalaciones de los dispensadores con soluciones hidroalcohólicas para la higiene de las manos en lugares claramente visibles y en zonas de tránsito frecuente, en la zona del solárium o en zonas estratégicas, a fin de favorecer la higiene de las manos de los visitantes frecuentes.
  • Se puede medir la temperatura corporal, evitando el acceso en caso de temperatura > 37,5°C.

También te puede interesar: Insomnio durante la pandemia: fórmula para vencerlo