Uñas débiles y quebradizas: Causas y cuidados

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

Las uñas son una parte importante de nuestra apariencia y cuidado personal. Sin embargo, muchas personas se enfrentan al problema de uñas débiles y quebradizas, lo cual puede ser frustrante y afectar nuestra confianza. Afortunadamente, existen varias causas y medidas que podemos tomar para fortalecer nuestras uñas y mantenerlas saludables.

¿Por qué las uñas se debilitan y se quiebran?

Cuando nuestras uñas se vuelven frágiles, secas o delgadas, es más probable que se desdoblen, se despeguen o se quiebren. Esto puede ser causado por varias razones, entre ellas:

- Publicidad -
Uñas debiles y quebradizas
Foto: Freepik
  • Exceso de humedad: El contacto constante con la humedad puede debilitar las uñas, haciéndolas más propensas a quebrarse. Es importante secar bien las manos y evitar la exposición prolongada al agua.
  • Productos químicos: El uso frecuente de productos químicos agresivos, como detergentes y productos de limpieza, puede dañar las uñas y provocar su debilitamiento. Es recomendable usar guantes de protección al realizar tareas domésticas y optar por productos de limpieza suaves.
  • Desnutrición: Una alimentación deficiente en nutrientes esenciales, como proteínas, vitaminas y minerales, puede debilitar las uñas. Es importante asegurarse de tener una dieta equilibrada y rica en nutrientes para mantener unas uñas saludables.
  • Condiciones médicas: Algunas condiciones médicas, como la anemia o los trastornos de la tiroides, pueden debilitar las uñas. Si tienes alguna condición médica, es recomendable consultar a un profesional de la salud para recibir el tratamiento adecuado.
  • Cambios hormonales: Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo o la menopausia pueden afectar la salud de las uñas. Es importante tener en cuenta estos cambios y ajustar nuestros cuidados en consecuencia.
  • Infecciones fúngicas: Las infecciones por hongos pueden debilitar las uñas y hacer que se vuelvan quebradizas. Si sospechas de una infección fúngica, es recomendable buscar tratamiento médico.

Estas son solo algunas de las posibles causas de las uñas débiles y quebradizas. Es importante tener en cuenta que cada persona es única y puede experimentar diferentes factores que afecten la salud de sus uñas. Si tienes preocupaciones persistentes acerca de tus uñas, es recomendable consultar a un dermatólogo para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Cuidados para tener uñas fuertes y saludables

Afortunadamente, existen varias medidas que podemos tomar para fortalecer nuestras uñas y mejorar su apariencia. A continuación, se presentan algunos consejos prácticos para cuidar nuestras uñas:

1. Evitar el contacto con productos agresivos

El contacto frecuente con productos químicos agresivos puede debilitar las uñas y hacer que se quiebren fácilmente. Es recomendable usar guantes de protección al realizar tareas domésticas y optar por productos de limpieza suaves. Además, es importante aplicar una crema hidratante después de exponer las uñas a productos químicos para rehidratarlas.

2. Usar una capa base antes de aplicar esmalte de uñas

Aplicar una capa base transparente antes de pintar nuestras uñas puede ayudar a protegerlas y prevenir la rotura. La capa base proporciona una barrera protectora que ayuda a preservar los niveles de humedad natural de la uña y evita que el esmalte se vuelva quebradizo. Esta medida no solo ayuda a que nuestra manicura dure más tiempo, sino que también contribuye a la salud a largo plazo de nuestras uñas.

3. Hidratar las manos regularmente

Utilizar una loción hidratante para manos que contenga ingredientes como el aceite de jojoba o la manteca de karité puede ser beneficioso para mantener las uñas hidratadas y evitar que se vuelvan quebradizas. Además, es importante aplicar la loción en las cutículas y debajo de las uñas para mantenerlas nutridas. Evita el uso frecuente de removedor de esmalte de uñas, ya que los químicos que contiene pueden dañar tanto la uña como la cutícula.

Foto: Freepik

4. Considerar suplementos alimenticios

En algunos casos, tomar suplementos alimenticios puede ayudar a fortalecer las uñas y prevenir su debilitamiento. Los suplementos que contienen nutrientes como la biotina y el calcio son conocidos por promover la salud de la piel y las uñas. Sin embargo, es importante hablar con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier suplementación para determinar si es adecuada para ti.

5. Limitar las manicuras frecuentes

Si bien es tentador hacerse una manicura regularmente, es importante tener en cuenta que hacerlo con demasiada frecuencia puede debilitar la placa de la uña y hacer que se quiebre fácilmente. Las manicuras repetitivas pueden exponer la nueva capa de uña que se forma debajo, lo cual puede provocar infecciones. Además, el proceso de limar y aplicar productos químicos puede adelgazar y decolorar las uñas. Por lo tanto, es recomendable limitar la frecuencia de las manicuras y permitir que las uñas respiren entre sesiones.

6. Evitar morderse las uñas

Morderse las uñas no solo es antiestético, sino que también es perjudicial para la salud de nuestras uñas. Esta mala costumbre puede hacer que las uñas se quiebren o se deshilachen en los bordes, ya que debilita su estructura. Además, morderse las uñas en exceso puede exponer a un mayor riesgo de infecciones si se muerde demasiado cerca de la piel.

- Publicidad -

Así puedes prevenir las uñas debiles y quebradizas

Estos son solo algunos consejos que pueden ayudarte a mantener unas uñas fuertes y saludables. Recuerda que cada persona es diferente y puede requerir cuidados específicos para sus uñas. Si tienes preocupaciones persistentes acerca de tus uñas o experimentas síntomas preocupantes, es recomendable consultar a un dermatólogo para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

No hay duda de que tener uñas débiles y quebradizas puede ser frustrante y afectar nuestra confianza. Sin embargo, con los cuidados adecuados, es posible fortalecer nuestras uñas y mejorar su apariencia. Evitar el contacto con productos químicos agresivos, usar una capa base antes de aplicar esmalte de uñas, hidratar las manos regularmente, considerar suplementos alimenticios, limitar las manicuras frecuentes y evitar morderse las uñas son algunas medidas que podemos tomar para mantener unas uñas fuertes y saludables.

Recuerda que cada persona es única, por lo que es importante adaptar estos consejos a tus necesidades individuales. Si tienes preocupaciones persistentes acerca de tus uñas, no dudes en consultar a un profesional de la salud para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados. Con paciencia y cuidado, podrás lucir unas uñas hermosas y saludables.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados