Una gran crisis económica se acerca, gracias al coronavirus

La pandemia por coronavirus ha suscitado varias situaciones en el ámbito económico que auguran la aproximación de una gran crisis económica mundial. Aunque también es cierto que algunos países ya la empezaron a vivir.

Pero esta proyección no se basa en meras especulaciones. Para llegar a esta conclusión, un reconocido economista de Estados Unidos, se basó en algunos indicios del mercado global. Se trata de Nouriel Roubini, quien asegura que para finales de este decenio, el mundo vivirá una crisis nunca antes vista; producto de la pandemia que se vive hoy.

Entre las pistas de las que habla Roubini, que auguran la posible crisis están:
  • Elevada deuda pública: para una recuperación más rápida, muchos países comenzarán a gastar en déficit, aumentando así su déficit fiscal.
  • Países más viejos: la crisis económica que ya está en marcha llevará a que la gente tenga cada vez menos hijos, haciendo que los países más viejos, con fuertes repercusiones en el gasto en atención sanitaria, se vuelvan insostenibles.
  • Deflación: la gente pospondrá las compras no esenciales, obligando a las empresas a bajar los precios de los bienes o servicios no vendidos.
  • Perturbación digital de la economía: Roubini sostiene que en las naciones de todo el mundo veremos la automatización del trabajo, un fenómeno que llevará a una disminución general de los salarios.
  • La globalización al final de la línea: los países tratarán de volver a ser autosuficientes, con los Estados Unidos y China a la cabeza.
  • Segunda Guerra Fría: el escenario resultante del aumento de las tensiones entre las dos superpotencias mundiales llevaría a una segunda Guerra Fría
  • El retorno del nacionalismo: la historia habla por sí misma, es muy probable el retorno de las corrientes populistas y nacionalistas en un período de grave crisis económica, con las consiguientes medidas rígidas desde el punto de vista económico
  • La culpa del hombre: el último factor es el hombre, que es responsable de lo que pasó.
  • Mayor rivalidad entre EE.UU. y China: el muro contra el muro entre EE.UU. y China alcanzará niveles aún más altos en los próximos meses, después de las escaramuzas de los meses anteriores a la pandemia.
  • Estagflación: las políticas monetarias no convencionales aplicadas por los países en un intento de reactivar la economía conducirán a la estanflación, un escenario en el que los precios aumentarán al mismo tiempo que el estancamiento económico.

A todos estos factores de la gran crisis económica, se le suma la crisis ambiental y la sobre explotación de recursos naturales. El mundo vivirá una época jamás vista: hay que prepararse para ello.

También le puede interesar leer: Coronavirus en África: podrían ser 190.000 muertes