Trucos para sacar el hielo del congelador: soluciones fáciles

El congelador es el electrodoméstico que permite mantener alimentos en buen estado a muy bajas temperaturas hasta su congelamiento. En muchos hogares, este aparato se llena de comidas y con el tiempo se forma hielo dentro de él; esto entorpece su funcionamiento y puede dañar los alimentos. Por eso, es importante aprender trucos que faciliten sacar el hielo del congelador.

Lo ideal, es que la limpieza del congelador se haga por lo menos dos veces al año. Pues con el abrir y cerrar constante de su puerta, se crea muy fácil esta capa de hielo; la cual dificulta el manejo de los compartimentos interiores y aumento su gasto de electricidad.

Aunque parezca una tarea difícil, hay unos trucos para sacar el hielo del congelador, que puede hacerla muy corta y sencilla.

Trucos para sacar el hielo del congelador

Estos son los sencillos pasos que debes seguir para sacar el hielo:

  1. Sacar todo lo que tenga adentro. En caso de que haya alimentos que no vayas a consumir ese día, debes asegurarte de mantener la cadena de frío; puedes depositarla en bolsas térmicas llenas de baldosas refrigeradas congeladas en los días anteriores y cubrirlas con hojas de periódico.
  2. Desenchufar o apagar el congelador. Así se evita forzar el motor del congelador y por lo tanto consumir energía extra.
  3. Para quitar rápidamente el exceso de hielo, puedes usar agua hirviendo. La viertes en contenedores de plástico que luego colocas dentro de los cajones. El calor derrite el hielo, que se desprende gradualmente de las paredes.
    Una vez los pedazos de hielo puedan removerse, los retiras y con un paño de microfibra remueves el exceso de agua.
    Los hielos más grandes, los puedes remover con raspadores especiales. Sin hacer demasiada fuerza para no correr el riesgo de romper la bobina.
  4. Luego que hayas quitado todo el hielo, puedes limpiar los compartimientos y paredes un paño de tela húmedo. Si hay suciedad muy adherida, humedece el paño en agua con bicarbonato; pero que luego debes limpiar con un paño limpio. ¡No olvides secar!
  5. Una vez todo esté limpio y seco, vuelve a encender o conectar el congelador y espera media hora a que haya enfriado para poner todo adentro de nuevo.

Si deseas que la formación de hielo disminuya. Puedes pasar una capa de aceite vegetal sobre las paredes antes de prenderla de nuevo.

Recuerda comprobar el estado de la comida antes de volverla a guardar en el congelador. Revisa que nada se haya dañado o descongelado por completo.

También te puede interesar leer: Alimentos que pierden sabor y nutrientes al ponerlos en la nevera