Fibromialgia : Tratamiento natural

tratar la Fibromialgia
Entre tantas opciones que hay para tratar la fibromialgia, la medicina natural es un camino efectivo.

La fibromialgia es una de las enfermedades más extendidas a nivel mundial, con un cuadro de síntomas que suele pasar desapercibido. O de hecho, atribuido a una errónea postura al dormir o a un movimiento brusco. Sin embargo, se trata de una patología que va más allá de un simple dolor muscular.

Entre tantas opciones que hay para tratar la fibromialgia, la medicina natural es un camino efectivo. Por esa razón, en queremos compartirte una serie de alternativas naturales para que puedas atender esta afección muscular.

¿Qué es la fibromialgia?

Es una patología crónica caracterizada por un dolor generalizado en la zona muscular-ósea. Está vinculada a un incremento en la sensibilidad y ciertas molestias en varias partes del cuerpo.

Por lo general, esta enfermedad inicia con molestias típicas que podría tener cualquier persona. Es decir, trastornos del sueño, dolor de cabeza, calambres musculares, rigidez matutina, constante cansancio y dolor abdominal. Aunque también se asocia a otras enfermedades como depresión y ansiedad.

Sin embargo, la fibromialgia es una dolencia que afecta a un 4% de la población adulta a nivel mundial, más frecuentemente a mujeres. Así lo ha indicado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fibromialgia: tratamiento natural para contrarrestar sus efectos

Afortunadamente, la fibromialgia no es una patología progresiva, pero sí debe tratarse para contrarrestar sus efectos. Estos son algunos de los tratamientos naturales más recomendados:

●       Té de ginkgo biloba

El gingko biloba es una planta de uso medicinal con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Esta planta combate la depresión y la ansiedad, causas asociadas a la fibromialgia. Así que prepárate un té con una cucharada de pulpo seco de ginkgo biloba más una taza de agua. Puedes tomarlo 3 o 4 veces al día.

●       Solución de jengibre

El jengibre posee propiedades antiinflamatorias y analgésicas, por lo que mejora la movilidad articular. Prepárate una solución de jengibre con polvo disuelto en agua, y consúmela dos veces al día. O si prefieres un té caliente, pon a hervir una taza de agua junto a unos trocitos de jengibre, cuélalo y consume también dos veces al día.

●       Jugo de col

La col es rica en vitaminas A, B y C, así como en fósforo, hierro y calcio. Por lo que permite tonificar los músculos, fortificar los huesos y mejorar la circulación sanguínea. Todo esto permite aligerar los dolores provocados por la fibromialgia.

Así que es ideal para hacer un jugo que te permita absorber todos sus nutrientes. Licúa un vaso de jugo de naranja puro (u otra fruta de tu preferencia), 2 hojas de coles y azúcar al gusto. Consume dos veces al día, 1 en ayunas y 1 en la tarde.

La fibromialgia es una enfermedad que debe tratarse a tiempo para que te permita mantener una buena calidad de vida.

Leer también :

5 actividades para llenarte de energía y optimismo

Consejos para combatir un hígado graso

Ansiedad nocturna : causas y las claves para superarla