Tomar vitaminas: 5 consejos para una eficiencia óptima

Es posible tomar vitaminas todos los días en forma de suplementos alimenticios. Esto es a menudo un muy buen reflejo para su salud. Pero ya sea que se tomen en forma de cápsulas, tabletas o líquidos o incluso en caramelos, algunos consejos pueden ser útiles para asegurar su eficacia.

1. Tomar vitaminas con una comida

Se recomienda encarecidamente tomar las vitaminas a la hora de la comida. Cuando empiezas a comer, el intestino inicia ciertos procesos digestivos que permiten una mejor absorción de los alimentos y las vitaminas. Además, tomar vitaminas con el estómago vacío puede provocar efectos secundarios como náuseas. Tenga en cuenta que el hierro, que no es una vitamina, debe tomarse generalmente con el estómago vacío.

2. Las vitaminas no deben tomarse con el café

Aunque el riesgo de una mala absorción es bastante bajo con las vitaminas, es aconsejable dejar un intervalo de al menos 15 minutos entre un café y la toma de las vitaminas. Esto se refiere principalmente a la absorción de vitamina D y calcio (un mineral) que puede ser interrumpido por la cafeína. Ambas sustancias desempeñan un papel importante en la salud de los huesos.

3. Vitaminas excitantes para tomar preferentemente por la mañana y qué tomar por la noche.

Como las vitaminas B tienen un efecto principalmente estimulante, es aconsejable tomarlas por la mañana. Se recomienda tomar ciertos minerales como el calcio y el magnesio por la noche, ya que tienen un efecto calmante.

4. Cuidado con los excesos y las deficiencias

Las vitaminas como la vitamina E, la vitamina A o el betacaroteno pueden ser peligrosas si se consumen en exceso. Esto se debe a que las vitaminas liposolubles (solubles en grasa) como las vitaminas A, D, E y K se acumulan en el cuerpo. Mientras que las vitaminas solubles en agua como las vitaminas del grupo B o la vitamina C no suponen un riesgo. Los científicos creen que esta acumulación puede ser en algunos casos perjudicial para la salud.

Las vitaminas y los minerales, por ejemplo, suelen estar contraindicados en las mujeres de edad.

Una dieta saludable no es garantía de que no tomes vitaminas en forma de suplementos alimenticios. Por ejemplo, los vegetarianos a menudo carecen de vitamina B12. Esto se debe a que se encuentra principalmente en la carne y los productos lácteos. Por lo tanto, deben pensar en tomar vitamina B12 como suplemento. Muchas personas también necesitan calcio.

5. Sea consciente de las interacciones entre las vitaminas y los medicamentos

Las vitaminas que son moléculas químicas también pueden provocar interacciones con otras drogas. En general, las vitaminas provocan pocas interacciones en comparación con los minerales (por ejemplo, el calcio). Sin embargo, se sabe que la vitamina E tiene un efecto anticoagulante. Si se toma con anticoagulantes, puede producirse una hemorragia interna. Siempre pida consejo a su médico antes de tomar una cura de vitaminas y otros suplementos dietéticos para limitar el riesgo de interacciones.

También le puede interesar leer: Vitaminas B: B6 y B12 ¿Para qué sirven y dónde encontrarlas?