Tomar jugo de naranja: ¿Por qué es bueno beberlo todos los días?

Tomar jugo de naranja es una de las costumbras más populares en cuanto a nutrición se refiere. En gran parte se debe a su alto contenido de vitamina C, pero también a otras propiedades que lo hacen un gran alimento para el cuerpo; son muchos los beneficios contenidos en un vaso de zumo de naranja.

Los beneficios de tomar jugo de naranja todos los días

Tomar jugo de naranja es una muy buena opción para el desayuno, o para cualquier hora del día, pues ayuda a reponer energía. Al mismo tiempo que su alto contenido de vitamina C ayuda a prevenir y tratar la gripe, además de otros beneficios, un poco menos conocidos como:

  • Estimula el metabolismo. Es un estimulador natural del metabolismo basal.
  • Evita la aparición de cálculos, pues ayuda a purificar la sangre y a descomponer los ácidos.
  • Regula el sistema digestivo ayudando a la digestión y contrarrestando la aparición de úlceras. Así como también regula la función intestinal, para quienes sufren de diarrea o estreñimiento.
  • Normaliza el azúcar en la sangre. Además de tener un bajo nivel de azúcar, el jugo de naranja regula los niveles de azúcar en la sangre, lo que resulta ser una gran ayuda para quienes sufren de diabetes.
  • Es genial para las articulaciones. Beber zumo de naranja todos los días ayuda a que las articulaciones se muevan más, evitando el dolor a los pacientes de artritis.
  • Contrarresta el envejecimiento. El zumo de naranja tiene grandes poderes antioxidantes y ayuda a derrotar a los radicales libres y a retrasar el proceso natural de envejecimiento.
  • Es genial para los alérgicos. Ayuda a regular la liberación de histamina, demostrando ser una ayuda valiosa en caso de alergias respiratorias.

Cómo beber el perfecto zumo de naranja

Desde el momento en que se aprieta, de hecho, la naranja comienza a perder algunos de sus beneficios. Por esta razón, la única manera de asegurarse de obtener los beneficios mencionados es consumirlo inmediatamente después de exprimirlo. Mejor aún si el jugo se extrae de naranjas orgánicas.

Es importante recalcar que lo ideal es que sea jugo natural, pues los jugos procesados o de caja no poseen estos beneficios, si no todo lo contrario.

En caso de gastritis o problemas de acidez estomacal, siempre es mejor consultar a su médico antes de empezar a beberlo.

También te puede interesar leer: Salud ocular: qué comer para ver bien y evitar envejecimiento de los ojos