La verdad sobre si es saludable o no usar el microondas

En la actualidad, la gran mayoría de las personas tienen un microondas en casa, porque muchas veces su estilo de vida no les deja mucho tiempo para calentar o cocinar, o simplemente por comodidad. Sin embargo, son muchos las preguntas que surgen acerca de su uso: ¿es bueno o malo para nuestra salud? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo funciona?

Es importante que primeramente entendamos un poco el funcionamiento de este aparato, y del porqué de las dudas sobre su uso favorable o no para nuestro cuerpo. Este horno calienta los alimentos mediante ondas electromagnéticas que crean fricción en los líquidos que componen la comida que introducimos en él, y calienta de una manera mucho más profunda que un horno tradicional, de afuera hacia adentro.

Uno de los cuestionamientos que más se hacen al respecto, es que la radiación de estas ondas puede llegar a nuestro organismo. Además, se plantea que este tipo de cocción puede llegar a alterar o descomponer los alimentos o nutrientes presentes en ellos. ¿Qué tan cierto será esto? ¿Su uso puede llegar a perjudicar considerablemente la salud?

La verdad según estudios

Hay quienes afirman que los alimentos cocinados o calentados en el horno microondas no saben para nada igual a los que se calientan en el horno tradicional. Sobre todo, si son hechos en base de harinas. Cuando este tipo de comidas se calientan en un microondas deben consumirse rápidamente porque se corre el riesgo de que se endurezcan.

Otra situación que puede darse con frecuencia es que los alimentos no se calienten completamente y que pruebes un bocado que aún estaba frío, pero la verdad es que, más allá de todas estas acciones “normales” de nuestro día a día, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya se pronunció al respecto y de una manera responsable fijó su posición afirmando que el uso del microondas no afecta nuestra salud.

Rompiendo el mito

Primeramente, estudios destacados ya han confirmado que el microondas retiene nutrientes de la misma manera que cualquier otro tipo de cocción (de hecho, siempre que los alimentos se cocinan se producen cambios en sus estructuras), así como la OMS ya ha dejado claro que no existe ningún riesgo al calentar o cocinar alimentos en este electrodoméstico.

Algunas consideraciones

El hecho de que ya sepamos que usar el microondas no debería suponer algún riesgo para nuestra salud, hay detalles que debemos considerar y tener en cuenta al momento de introducir en él nuestros alimentos. No olvidemos, por ejemplo, que debemos mantenerlo siempre limpio y en buenas condiciones, respetando las medidas de seguridad del fabricante, y usando, por supuesto, los recipientes adecuados que ayudarán a la conservación eficaz de la comida.