Salud

Todo lo que necesita saber sobre el cáncer de hígado

publicidad

Más de 800,000 personas son diagnosticadas con el cáncer de hígado cada año en el mundo. Este cáncer es una causa principal de muerte por cáncer a escala mundial, representando más de 700,000 muertes cada año.

Esta enfermedad afecta más a los hombres que a las mujeres, ya que casi el 80% de los casos corresponden a hombres. El cáncer de hígado está causado por el crecimiento y la propagación de células dañinas en el hígado. Hay diferentes tipos de cáncer de hígado, pero el carcinoma hepatocelular es el más común. Aquí está todo lo que necesita saber sobre este tipo de cáncer.

¿Qué es el cáncer de hígado?

El hígado realiza muchas funciones importantes, como la eliminación de toxinas y residuos químicos de la sangre, y el filtrado de la sangre que circula por el cuerpo. Dado que toda la sangre del cuerpo debe pasar por él, el hígado es inusualmente accesible a las células cancerosas que pasan por el torrente sanguíneo.  Este órgano puede verse afectado por un cáncer primario o por un tumor que se forma en otras partes del cuerpo y luego se extiende al hígado. De hecho, la mayoría de los cánceres de hígado son secundarios o metastásicos. Esto significa que se han iniciado en otra parte del cuerpo. Sin embargo, sólo los cánceres que se desarrollan en el hígado se denominan cáncer de hígado.

Los síntomas

El cáncer de hígado es una enfermedad grave, pero los síntomas no siempre son evidentes hasta que se encuentra en sus fases avanzadas. Si tiene alguno de los siguientes signos o síntomas, debe buscar atención médica:

  • Dolor abdominal que puede extenderse al hombro derecho
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Saciedad rápida después de una pequeña comida
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Hinchazón del abdomen por acumulación de líquido
  • Hinchazón de las piernas y los pies
  • Fatiga o debilidad
  • Malestar
  • Ictericia (ojos y tez amarillos, heces pálidas y orina oscura)
  • Dolor de espalda

Las causas

Las personas con diabetes que consumen grandes cantidades de alcohol se enfrentan a un mayor riesgo de cáncer de hígado. No se conoce la causa exacta del cáncer de hígado. Sin embargo, la mayoría de los casos están asociados a la cicatrización del hígado, también llamada cirrosis. Según un estudio, la principal causa de cáncer de hígado sigue siendo la hepatitis B o C. Esto significa que las personas con hepatitis B o C tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar la enfermedad que otras personas sanas. Esto se debe a que ciertos trastornos hepáticos hereditarios causan cirrosis y aumentan el riesgo de este tipo de cáncer.

  • Los antecedentes familiares son también un importante factor de riesgo. Si la madre, el padre, el hermano o la hermana de una persona tienen este tumor, también pueden contraer la enfermedad.
  • El consumo excesivo de alcohol es también una de las principales causas de cirrosis
  • Exposición prolongada a las aflatoxinas: una aflatoxina se define como una sustancia producida por un hongo. Puede encontrarse en el trigo enmohecido, los cacahuetes, el maíz, las nueces y los maníes. Pero el riesgo de cáncer sólo aumenta tras una exposición prolongada.
  • Sistema inmunitario debilitado: Los pacientes con enfermedades como el VIH/SIDA tienen un alto riesgo de padecer cáncer porque tienen el sistema inmunitario debilitado.
  • Obesidad: El sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, incluido el de hígado.
  • Fumar: las personas con hepatitis B o C tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de hígado si fuman.

Posibles diagnósticos

Las personas con alto riesgo de padecer cáncer de hígado deben someterse a revisiones periódicas. Si el cáncer no se diagnostica a tiempo, será mucho más difícil de curar. La única manera de saber si tiene un cáncer primario de hígado es diagnosticarlo, ya que los síntomas son leves o incluso inexistentes. El diagnóstico precoz mejora en gran medida las posibilidades de supervivencia de una persona con esta enfermedad. En primer lugar, su médico analizará su historial médico para descartar cualquier posible factor de riesgo. Luego realizará un examen físico, centrándose en cualquier hinchazón en el abdomen o decoloración amarilla en el blanco de los ojos. Si el médico sospecha que se trata de un cáncer de hígado, le pedirá que se haga más pruebas:

  • Análisis de sangre
  • Pruebas de hepatitis viral
  • Imágenes: TAC o RMN para ver el tamaño y la extensión del cáncer
  • Biopsia: se toma una pequeña muestra de tejido tumoral para su análisis. Esto puede revelar si el tumor es canceroso o no.
  • Laparoscopia: es un procedimiento quirúrgico ambulatorio que se realiza con anestesia general o local. Esto permite al cirujano observar el hígado y sus alrededores.

Una vez que el médico haya evaluado el estado, la localización y el tipo de cáncer de hígado, podrá determinar la posibilidad de recuperación de la enfermedad.

Los diferentes tratamientos

Para los pacientes con cáncer de hígado en fase inicial, sólo la cirugía para extirpar completamente los tumores ofrece una posibilidad de recuperación. Las opciones quirúrgicas incluyen:

Hepatectomía parcial: cuando un tumor es pequeño y ocupa una pequeña parte del hígado, se puede extirpar quirúrgicamente esa parte del hígado. Este procedimiento sólo se considera para personas con una función hepática sana.

Trasplante de hígado: los pacientes pueden elegir este tipo de tratamiento siempre que no tengan un tumor de más de 5 cm o varios tumores de más de 3 cm.

En el caso de los pacientes con cáncer de hígado avanzado, el médico puede tomar medidas para tratar los síntomas y frenar el crecimiento del tumor.

Radioterapia: La radioterapia se utiliza para matar o eliminar las células cancerosas

Quimioterapia: en este caso se inyectan en el hígado fármacos anticancerosos para erradicar los tumores.

Prevención

Para prevenir el cáncer de hígado o reducir el riesgo, deben tomarse todas las medidas necesarias:

  • Beber alcohol con moderación
  • Vacunación contra la hepatitis B
  • Mantener un peso corporal saludable
  • Tratamiento de enfermedades que contribuyen al desarrollo del cáncer, como la diabetes y la hemocromatosis.

También puede leer: ¿Cuáles son los síntomas de un paro cardíaco? Aprende a reconocerlos en caso de emergencia

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.