Todo acerca de la taquicardia

La taquicardia es una enfermedad en la que tu corazón acelera su ritmo demasiado rápido, incluso con el cuerpo en reposo, aumentando considerablemente la frecuencia cardiaca con 100 o más latidos por minuto. También pueden aparecer palpitaciones por algunos minutos y sensación de asfixia. Si esto te ha sucedido alguna vez, quédate a aprender cómo tratar este mal.

Causas y síntomas de la taquicardia

La aceleración de la frecuencia cardiaca puede deberse a diferentes razones. Por ejemplo, el estrés, los deportes y otras enfermedades relacionadas como la hipertensión, anemia y trastornos del sistema nervioso.

El síntoma principal es la aceleración anormal de los latidos del corazón, pudiendo alcanzar hasta 200 latidos por minuto, con el cuerpo en reposo. A causa de esto, empiezan a brotar otros síntomas como la dificultad para respirar, mareos, sensación de debilidad e incluso pérdida de la conciencia.

Tipos de taquicardia

Taquicardia ventricular

Es la más grave de todas y suele presentarse en pacientes con antecedentes de problemas cardíacos. Cuando el corazón se acelera, los ventrículos se contraen, bombeando la sangre para enviarla al cuerpo. En este caso, es sumamente importante y necesario acudir a urgencias del hospital.

Taquicardia sinusal

En este tipo de taquicardia, el cuerpo suele responder a algún esfuerzo físico o emocional. También puede ser una consecuencia de deshidratación y es una de las más comunes.

Taquicardia Bouveret o taquicardia de la unión

Responde a una anomalía en la propagación de impulsos eléctricos del corazón. En este tipo de afección, la frecuencia cardiaca se vuelve rápida y agresiva.

Tratamiento de la taquicardia

Siga los siguientes pasos si sufre algún ataque de taquicardia:

  • Toma asiento y bebe de inmediato un vaso de agua fría
  • Aplica la estrategia de Valsalva, que consiste en contener la respiración profunda y empujar a fondo el tórax. Esto ayudará a restablecer tu ritmo cardíaco normal. Es recomendable realizar este ejercicio varias veces al día
  • Tomar el pulso y anotar correctamente los datos recolectados para hacerlos llegar a su médico
  • En caso de tomar medicamentos para la taquicardia, estos deben ser recetados con anterioridad por su médico tratante
  • En caso de personas con antecedentes de problemas cardiacos, es necesaria una hospitalización, ya que corren el riesgo de muerte súbita

De igual forma, si llegas a tener algún ataque de taquicardia, no dudes en consultar con tu médico de cabecera, sobre todo si tienes problemas con la presión arterial o cualquier otro trastorno de circulación sanguínea.