¿Eres tímido? Estas son las claves para vencer la timidez

La timidez puede ser considerada un estado de ánimo que afecta a todas las personas al menos una vez en su vida. No obstante, también se trata de un rasgo de la personalidad y del temperamento completamente normal. Sin embargo, dado que afecta las relaciones personales, a muchos les gustaría poder superarla.

Y es que esta sensación de inseguridad molesta e incómoda podría afectar tu rutina diaria, ya sea en la interacción social, al hablar en público, en citas importantes, en reuniones de trabajo, etc. Si eres una persona tímida y te gustaría cambiar eso, puedes seguir algunos sencillos consejos para lograrlo.

¿Por qué surge la timidez?

La timidez es una sensación muy normal en los seres humanos. Sin embargo, sus factores detonantes pueden variar entre una persona y otra.

·        Consecuencia de eventos desagradables

Cuando la timidez alcanza niveles extremos tiene un trasfondo muy peculiar, por lo general, circunstancias desagradables que han ocasionado un trauma psicológico. Por ejemplo, si en tu infancia algún profesor te aterrorizaba o te criticaba de manera constante, es probable que creciera la inseguridad en ti para hablar en clases.

Estas malas experiencias y recuerdos te acompañan durante toda tu vida aun sin saberlo, aunque tu mente los bloquea. Sin embargo, los efectos suelen manifestarse  de otro modo, como en timidez extrema, y puede presentarse en la escuela, en el trabajo, en el ámbito social o familiar, etc.

·        Proviene del entorno familiar

El entorno familiar es uno de los principales factores detonantes de la timidez. Y es que si los padres, como pilares fundamentales, no saben guiar de forma correcta a sus hijos, las consecuencias se verán reflejadas en el comportamiento social que ellos van a adoptar, lo que influye también en su personalidad y temperamento.

En referencia a los postulados de Freud, la timidez también puede provenir del miedo al abandono familiar. Por eso, cuando cometes una acción que no es muy bien vista por tu familia, sientes temor de ser rechazado y te cohíbes de realizar muchas cosas más.

·        Deriva del contexto cultural

Como dato sorprendente, la timidez es parte de la cultura de algunos países. Por ejemplo, en Japón el 90% de los habitantes son tímidos. Sin embargo, para ellos esto significa ser más humildes, discretos y respetuosos. Crecen con timidez, pero no tienen deseos de derrotarla, ya que no les incomoda.

El contexto cultural también influye en el surgimiento de la timidez en la vida cotidiana al recomendar no realizar ciertas acciones porque genera vergüenza, intimidación e inquietud. Como consecuencia, la persona se sentirá cohibida al actuar, hablar y tomar decisiones básicas.

Cómo vencer la timidez

La timidez puede convertirse en una fobia social, cuyos efectos alteran de manera significativa tu vida personal. Aunque no parece sencillo, sí es posible acabar con ella. Puedes hacerlo siguiendo estos consejos.

·        Valorarse y recuperar la confianza en sí mismo

Cuando la timidez alcanza niveles extremos, lo principal a trabajar es la confianza en sí mismo y la autoestima. Tómate un momento y pregúntate, ¿es realmente importante la opinión crítica de terceros? En algunos casos sí, pero no debes basar tu modo de actuar en el qué dirán. De lo contrario, tu vida estará condicionada por lo que otras personas quieren que hagas y no en lo que deseas hacer. Cuando te reconcilies contigo mismo, superarás rápidamente tu timidez.

·        Derribar los límites

Los límites que podrías tener en este momento, quizás te los hayas autoimpuesto sin saberlo. Por ejemplo, tus amigos te comentan que no te queda bien la ropa en color negro y evitas usar prendas en este color. ¡Derriba los límites!

Además, en lugar de evitar cualquier situación que alimente tu timidez, enfréntalas todas. Aprovecha cada oportunidad para vencer tu timidez, no para hacerla crecer más. ¡Conéctate con el resto del mundo y haz valer tu personalidad!

·        Aceptar elogios

Para recuperar la confianza en ti mismo, también debes aceptar y agradecer los cumplidos que las personas te hacen. Deja de sentirte avergonzado o incómodo cada vez que alguien te elogia. Por el contrario, acepta sus comentarios positivos y úsalos a tu favor para ganar más autoconfianza y vencer la timidez.

Cuando la timidez se convierte en una fobia social es momento de derrotarla para que no afecte tu vida diaria. Pon en práctica estos consejos y podrás cambiar tu vida.