Nutrición

Descubre si tienes una deficiencia de magnesio

El magnesio es uno de los minerales esenciales de nuestro cuerpo y podemos obtenerlo fácilmente a través de la comida. Detectar su deficiencia es muy importante si queremos evitar ciertas complicaciones de salud. Para que nuestro cuerpo y nuestra mente funcionen correctamente, necesitamos una gran cantidad de magnesio. Una dieta deficiente y un estilo de vida poco saludable significan que casi el 70% de la población tiene una deficiencia de este mineral.

Lo ideal sería obtener las dosis que necesitamos de este mineral a través de la comida, pero podría ser que el consumo de antibióticos o la excesiva ingesta de alcohol impidan asimilarlo adecuadamente.

Cuando nuestros niveles de magnesio sean óptimos, nos sentiremos más energéticos y vitales. Además, este mineral ayuda a la regeneración muscular y mantiene nuestro sistema nervioso saludable.

¿Qué le sucede a nuestro cuerpo cuando tenemos una deficiencia de este mineral?

No es tan fácil percibir el déficit de magnesio en el cuerpo, aunque cuando sucede nos envía señales precisas. Sin embargo, a veces tendemos a confundir estas señales asociándolas con otra cosa. En cualquier caso, saber cuáles son los síntomas nos facilitará la detección de una posible deficiencia de magnesio.

A continuación describimos los síntomas que indican que podemos necesitar una dosis extra de magnesio. En cualquier caso, siempre debe ponerse en contacto con su médico primero.

  • Nuestro estado de ánimo también puede cambiar cuando se altera el sistema nervioso central. Podemos experimentar problemas de ansiedad y a veces incluso depresión. La falta de magnesio nos hace hiperactivos y dificulta el buen sueño, por lo que el insomnio también puede ser una llamada de atención.
  • Las molestias musculares son uno de los síntomas más evidentes: temblores, calambres, hormigueos y entumecimiento en cualquier parte del cuerpo están asociados a la falta de magnesio. Además, te sientes cansado y más débil que de costumbre.
  • El estreñimiento, la dificultad para tragar, la pérdida de apetito o la hipersensibilidad a la luz y al ruido son también señales que pueden advertirnos de la falta de este mineral.
  • El magnesio ayuda naturalmente a mantener un buen ritmo cardíaco y a controlar la presión sanguínea, por lo que su deficiencia puede conducir a la hipertensión. Esto a veces se manifiesta como dolores de cabeza y dolor mandibular.

Alimentos ricos en magnesio

Si su médico detecta una deficiencia de magnesio, determinará si necesita algún tipo de suplemento. En cualquier caso, lo primero que hay que hacer es revisar la alimentación. No será difícil porque este mineral se encuentra en muchos alimentos accesibles y saludables, que deberían formar parte de nuestra dieta por muchas razones.

Asegúrate de que en la cocina nunca falten verduras de hoja verde como la espinaca y la acelga; frutas como el albaricoque, el aguacate, el plátano o la ciruela. Legumbres como lentejas y guisantes, cereales como avena o arroz integral, frutos secos como almendras, nueces y avellanas, otras verduras como calabaza y patatas. Además, todo tipo de pescado, levadura de cerveza y germen de trigo.

También puede interesarle leer: La deficiencia de potasio: cómo reconocerla cuando pasa

 

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.