¿Por qué me tiembla el párpado? Conoce las posibles causas y cómo tratarlo adecuadamente

El temblor que se origina en la zona del párpado es una afección ocasional, relacionada a los hábitos que tengas durante tu jornada, científicamente este temblor se le conoce como blefaroespasmo.

Estos temblores en lo general son involuntarios y duran poco tiempo, el mismo puede repetirse aleatoriamente, durando poco tiempo. El párpado que generalmente tiembla es el inferior, pero esto no excluye a la parte superior.

¿Cuáles son las principales causas que originan blefaroespasmo?

Como te mencionamos al principio, todo depende de cómo lleves tu ritmo de vida. Entre los motivos que causan su aparición están:

  • Cansancio y fatiga constante
  • Falta de sueño
  • Deshidratación
  • Falta de lubricación ocular
  • Dieta irregular baja en nutrientes
  • Estrés
  • Exceso de bebidas con cafeína

Motivos para preocuparse

Este padecimiento es regular en todas las personas por lo que debes esperar que pase, el mismo desaparece como aparece. Los médicos especialistas, al descubrir la posible fuente recomiendan un tratamiento basados en el dictamen de la consulta, y los exámenes.

Los temblores causados por blefaroespasmo duran entre uno hasta varios días, se pueden extender hasta una semana. Visita al médico especializado para que te diagnostique un tratamiento si la afección se extiende por más del tiempo señalado.

Toma en cuenta algunos de estos signos como claro indicio que debes hacer cita con el oftalmólogo:

  • Si el temblor se extiende a otras partes de la cara.
  • El temblor origina inflamación y enrojecimiento del área.
  • Sellado del ojo afectado por las contracciones del músculo.
  • En caso de que presentes secreción de líquido.
  • Señales de Ptosis, o caída del párpado superior.

¿Existe algún tratamiento para los temblores en el párpado?

Se ha demostrado que una de las maneras de hacerle frente a este padecimiento, es atacar la causa principal, el estrés puede desencadenar diferentes reacciones en el cuerpo, el blefaroespasmo es uno de ellos. Enfrenta la situación, solucionándola y aliviando toda posible fuente de tensión.

El tratamiento, por lo general, es dictado por el médico, quien te ofrecerá su debido juicio para poder tratarle. No intentes automedicarte porque puedes terminar agravando la situación.

Si estás más claro sobre el tema, procura echarte agua en la cara y tratar de relajarte. El agua ayuda a humedecer los músculos, facilitando el alivio presentado por la tensión en el área.

Es una alteración que no tiene cura, sino que está sujeta al estilo de vida de la persona que la padezca, por lo que si sientes que los síntomas son frecuentes o empeoran, no dudes en acudir con tu médico.