¿Temblor en el párpado? Aquí están las razones y cómo detenerlo.

¿Alguna vez has sentido un tic del párpado? También conocido como contracción del párpado, es un espasmo leve o un movimiento repentino del párpado inferior o superior. Puede aparecer repentinamente, y aunque la mayoría de los casos duran sólo unos minutos, algunos pueden durar horas, días o incluso más. Tanto si es el ojo izquierdo como el derecho los que tiemblan, este trastorno, aunque suele ser inofensivo, puede ser bastante molesto. ¿Pero qué significa el temblor en el párpado para su salud, y qué puede hacer para calmarlo o evitar que ocurra?

En este artículo, aprenderás todo lo que necesitas saber sobre los espasmos oculares: qué los causa, los desencadenantes comunes y cuándo buscar atención médica para tratar el problema.

¿Qué causa los espasmos oculares?

Básicamente, un tic del párpado es un espasmo repetitivo e involuntario del músculo del párpado. El término médico para el trenzado de los párpados es «mioquimia», y estas contracciones musculares suelen afectar sólo al párpado inferior, aunque el párpado superior también puede experimentar estos espasmos. Esto suele ocurrir en un ojo a la vez.

Entonces, ¿qué ocasiona el temblor en el párpado?

Un tic del párpado no resuelto puede deberse a la actividad eléctrica del cerebro que hace que las células nerviosas envíen señales a los músculos, que luego causan espasmos. Sin embargo, si las sacudidas duran de varios minutos a varios días, la fatiga muscular o la hiperestimulación pueden ser la causa, y normalmente pueden ser desencadenadas por:

  • Estrés
  • Consumo excesivo de cafeína
  • Sueño perturbado o insuficiente
  • Ojos secos

Otras posibles causas del temblor de los párpados, o factores que pueden agravarlo, incluyen:

  • El consumo de alcohol
  • Exposición a luces brillantes.
  • Irritación de la superficie del ojo o del interior de los párpados.
  • Esfuerzo físico Fumar cigarrillos
  • El viento
  • Mareos
  • Drogas

Los espasmos oculares pueden ser molestos, pero a menudo son indoloros y seguros. La mayoría de las veces, se resuelven por sí mismos sin necesidad de ayuda médica. Sin embargo, hay casos en los que el temblor del ojo, especialmente los espasmos persistentes y crónicos, puede ser un signo de una afección más grave. Un ejemplo es el blefaroespasmo esencial benigno. Esto suele comenzar con un aumento del parpadeo de ambos ojos. Sin embargo, esto puede hacer que los párpados permanezcan cerrados.

Aunque es relativamente raro, este tipo de espasmo ocular puede interferir seriamente con sus actividades diarias. Los factores desencadenantes y de riesgo de este trastorno son similares a los de la mikomía, aunque hay otras causas posibles como la conjuntivitis y la blefaritis (inflamación del párpado). El blefaroespasmo esencial benigno es más común en las mujeres que en los hombres. Puede empeorar con el tiempo, causando visión borrosa, espasmos faciales y aumento de la sensibilidad a la luz. Por lo tanto, si tienes una mikomía crónica, es mejor que un oftalmólogo te revise los ojos para determinar si tienes esta condición más seria.

¿Cómo se detiene el espasmo ocular?

La forma más efectiva de detener el temblor en el párpado es identificar sus causas y desencadenantes. Estas estrategias generales de estilo de vida pueden ayudar a resolver este problema:

  • Reduzca su consumo de cafeína.
  • Intente limitar o eliminar las bebidas con cafeína como el té y el café, así como el chocolate de su dieta durante una o dos semanas, y vea si el temblor continúa.
  • Deja de beber alcohol. El alcohol hace que tus párpados se muevan, así que es mejor no hacerlo.
  • Duerme lo suficiente. Apunte a dormir de siete a ocho horas de calidad cada noche y limite el uso de dispositivos electrónicos como televisores y dispositivos móviles antes de acostarse.
  • Humedecer los ojos secos: Los adultos tienden a tener los ojos secos, especialmente cuando llegan a los 50 años de edad. Tomar ciertos medicamentos, usar una computadora por largos períodos de tiempo y usar lentes de contacto puede provocar sequedad en los ojos, así que trate de evitarlo para ver si el espasmo ocular se detiene.
  • Manténgase hidratado: La deshidratación puede causar espasmos en los ojos, así que trate de aumentar la ingesta de agua.
  • Tratar los desequilibrios nutricionales: Aunque todavía no es concluyente, hay informes que sugieren que la falta de nutrientes como el magnesio puede desencadenar un espasmo ocular. Obtener estos nutrientes a través de una dieta nutricionalmente equilibrada y saludable.
  • La irrigación de los ojos también puede reducir el temblor en el párpado. Simplemente se turnan para rociar agua fría y caliente sobre sus ojos cerrados. El agua fría ayuda a estrechar los vasos sanguíneos mientras que el agua caliente los dilata, aumentando eventualmente la circulación y el flujo de sangre al ojo.