Nutrición

Sushi y sashimi: mercurio y calorías al final de los palillos

Un estudio estadounidense publicado en el Journal of Risk Research revela el lado oscuro del consumo excesivo de sushi y sashimi: una exposición potencialmente elevada al metilmercurio. No es de extrañar que el atún rojo sea el objetivo principal.

El consumo de sushi y sashimi ha aumentado considerablemente en los últimos años, sobre todo en las grandes ciudades. Investigadores de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, evaluaron el consumo de sushi y sashimi de 1.289 personas que vivían en el campus universitario.

También realizaron análisis del contenido de metilmercurio de varias muestras de sushi y sashimi de restaurantes y supermercados de Nueva Jersey, así como de la ciudad de Nueva York y Chicago. El estudio reveló que el sashimi de atún rojo no sólo es el alimento más utilizado y consumido, sino también el que presenta los niveles más altos de metilmercurio (una media de 0,61 ppm, 10 veces más que la mayoría de sushi y sashimi analizados).

El sushi elaborado con anguila, cangrejo, salmón y algas tenía las concentraciones más bajas. En promedio, el 92% de los encuestados consumió un total de 5,06 comidas de pescado y sushi al mes. El 77% consumió un promedio de 3,27 comidas de sushi/sashimi al mes.

Los caucásicos y los asiáticos (más asiáticos del este que del sur) se encontraban lógicamente entre los mayores consumidores e incluso superaban las Dosis de Referencia Tolerables recomendadas por los CDC (0,3 mcg/kg/día) y la OMS (1,6 mcg/kg), cifras que fueron superadas por cerca del 10% de la muestra en todos los grupos étnicos.

Según los autores, estos datos subrayan el riesgo potencial de sobreexposición al metilmercurio entre los grandes consumidores de sushi y sashimi, y piden que se realicen más estudios sobre el tema.

Sushi: no es recomendable para la dieta y no es muy bueno para la salud

Además, estos preparados son mucho más calóricos de lo que se cree. Un sushi aporta entre 40 y 50 kcal por pieza, es decir, entre 160 y 200 kcal/100 g. Esto es más o menos la misma cantidad que un pastel.

Contienen mucha sal y azúcar, ya sea por el arroz, el pescado (a menudo salado o ahumado) y las salsas (sobre todo la de soja).

Caballa, atún rojo, salmón, anguila, pez espada…: estos pescados también pueden contener altos niveles de sustancias tóxicas: PCB (bifenilos policlorados) y dioxina.

Por último, existe el riesgo de transmisión de bacterias como la listeria, con la amenaza de una grave intoxicación alimentaria.

Las mujeres embarazadas, los niños y los pacientes con un sistema inmunitario debilitado deben tener especial cuidado.

También puede interesarle leer: Comer fuera de casa: qué comer mientras se hace dieta para bajar de peso

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.