¿Qué tan saludables son los suplementos alimenticios?

suplementos alimenticios

Al momento de adquirir suplementos alimenticios, lo hacemos con la intención de nutrir nuestro organismo con las vitaminas y los nutrientes necesarios para potenciar los alcances, por ejemplo, antes un entrenamiento físico. Y es que la principal función de estos complementos dietéticos es mejorar la calidad de la alimentación para elevar los resultados.

Sin embargo, aún desconocemos a ciencia cierta cuáles son los alcances de estos productos que prometen ser “naturales”, pero que podrían no estar cargados de la amplia variedad de beneficios que prometen.

En este post te contamos la verdad que no te han comentado aun sobre algunos suplementos alimenticios.

Estudio sobre los suplementos alimenticios

Según un estudio realizado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, el 20% de los complementos dietéticos comercializados en las tiendas no cumplen con los beneficios que prometen en sus etiquetas y publicidades.

Para conocer estos resultados, se analizaron aproximadamente 127 suplementos destinados a promover la pérdida de peso. Como conclusión, se obtuvo que el 20% de los productos no contaban con los certificados profesionales que avalen las afirmaciones dispuestas en las etiquetas.

Efectos secundarios de los suplementos dietéticos

Es importante aclarar que, no todos los suplementos alimenticios son perjudiciales para la salud. En este especial caso, nos referimos a aquellos que son presentados como productos naturales, pero no dan fe de su proceso de fabricación. Y por lo general, las vitaminas que prometen incluir, son artificiales. Es decir, procesadas con azúcares.

Las vitaminas en los alimentos naturales no son cristalinas y nunca están dispersas. Por ende, el proceso de absorción y asimilación en el organismo es mucho más beneficioso para la salud.

Sin embargo, los suplementos basados en químicos superficiales incluyen vitaminas cristalinas en su estructura. Usualmente, derivadas de petróleo. Justo por eso, los científicos afirman que no son saludables y que pueden acarrear enfermedades.

Suplementos alimenticios naturales

Aquellos suplementos alimenticios elaborados a base de productos orgánicos, donde no se modifica el estado de los componentes, sí brindan beneficios saludables para el buen funcionamiento y desarrollo del cuerpo humano.

Igualmente, recuerda que esos mismos compuestos puedes conseguirlos en los alimentos. Así que también puedes diseñar un régimen alimenticio sano de la mano de un profesional, y complementarlo con una efectiva jornada física.

Los suplementos alimenticios no deben utilizarse como un sustituto de una dieta y mucho menos para tratar una determinada enfermedad. Su función en el organismo es clara: complementar un régimen alimenticio. Por ello, antes de comprar un complemento en particular, investiga más sobre la veracidad de sus beneficios.