Este estudio indica que si usted necesita orinar por la noche, lo que se llama nicturia, usted puede tener presión arterial alta y/o exceso de líquido en su cuerpo. Si continúa teniendo nicturia, pídale a su médico que le controle la presión arterial y la ingesta de sal.

El alto consumo de sal asociado a la necesidad de orinar por la noche

Investigaciones anteriores en Japón han demostrado que el alto consumo de sal está asociado con la nicturia. En comparación con los países occidentales, los japoneses consumen más sal y es más probable que sean «sensibles a la sal», lo que significa que su presión arterial aumenta más cuando consumen sal. Juntos, estos dos factores significan que los japoneses corren un mayor riesgo de desarrollar hipertensión.

Este estudio examinó la asociación entre la nicturia y la hipertensión en la población general japonesa. Se realizó a 3.749 residentes de Watari que se sometieron a revisiones anuales en 2017. Se midió la presión sanguínea y se obtuvo información sobre la nicturia mediante un cuestionario. Los participantes con una presión arterial de 140/90 mmHg o superior o con medicación antihipertensiva prescrita se consideraron hipertensos.

La nicturia (uno o más episodios de nicturia por noche) se asoció significativamente con la hipertensión después de controlar los posibles factores de confusión. El riesgo de hipertensión aumentó considerablemente al incrementarse el número de idas al baño por noche.

Un aumento del 40% en el riesgo de hipertensión arterial

Esta investigación encontró que levantarse por la noche para orinar estaba relacionado con un aumento del 40% en el riesgo de hipertensión. Cuanto más vayas al baño, mayor será el riesgo de tener presión arterial alta.

De los 1.882 participantes que completaron el cuestionario, 1.295 (69%) tenían nicturia. La relación puede verse influida por diversos factores, como el estilo de vida, la ingesta de sal, el origen étnico y la genética.

La hipertensión: una enfermedad mundial

Más de mil millones de personas en todo el mundo sufren de hipertensión arterial. La hipertensión es la principal causa de muerte prematura en el mundo. También se recomienda un estilo de vida saludable, incluyendo la restricción de la sal, la moderación del alcohol, una dieta saludable, ejercicio regular, control de peso y dejar de fumar.

También puede interesarle leer: Proteger el corazón: ¡alimentos que necesitas incluir en tu dieta!