Salud

Su colesterol sigue siendo demasiado alto: estas son las 12 causas

Si lleva un estilo de vida saludable pero su colesterol sigue siendo obstinadamente alto, estas razones sorprendentemente sencillas podrían ser las culpables. Descubra cómo mantener el colesterol alto bajo control.

Si tiene el colesterol alto, probablemente haya oído hablar de la importancia de seguir unos hábitos de vida como la alimentación sana y el ejercicio. Esto puede ayudar a reducir los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL, o colesterol «malo») y de triglicéridos, una forma de grasa que se encuentra en la sangre, así como a aumentar los niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL, o colesterol «bueno»).

Los cuatro primeros pasos para reducir el colesterol suelen ser:

  1. Dieta

Una dieta saludable para el corazón, rica en frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y pescado, también puede ayudar a controlar el colesterol.

  1. Ejercicio

El ejercicio regular, definido como 30 minutos de actividad moderada a vigorosa de cuatro a seis veces por semana, puede aumentar los niveles de HDL y reducir los de LDL y triglicéridos.

  1. Mantener un peso saludable

En el caso de las personas con sobrepeso u obesidad, perder entre el 5 y el 10% del peso corporal puede mejorar los niveles de colesterol.

  1. Evite fumar

Fumar reduce los niveles de HDL

Aunque estos cambios en el estilo de vida son muy importantes para ayudar a controlar el colesterol alto, no siempre son suficientes para todos. Además, puede haber algunos culpables sorprendentes que debiliten sus esfuerzos.

12 causas ocultas del colesterol alto

Si está haciendo todo lo posible para reducir su colesterol, pero sigue siendo alto, no está solo. He aquí algunas de las razones más comunes.

  1. Tiene un riesgo genético de padecer colesterol alto

Si usted es una persona que tiene un estilo de vida relativamente saludable y su colesterol es alto, probablemente tenga un componente genético que le lleve a tener el colesterol alto. La hipercolesterolemia familiar es una enfermedad hereditaria que provoca la acumulación de colesterol en la sangre.

  1. Tiene grasas ocultas en su dieta

Aunque tiene sentido reducir el colesterol, no es el único aspecto de una dieta saludable para el corazón. También es importante limitar no sólo las grasas saturadas sino también las grasas trans, ya que ambas elevan los niveles de LDL. Reduzca estas grasas poco saludables comiendo menos carnes rojas y procesadas (como las salchichas), mantequilla y productos lácteos llenos de grasa.

  1. Estás haciendo una dieta de moda

Las personas con colesterol alto deben evitar la dieta ceto, una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos que se promueve como una forma de perder peso. Las dietas más eficaces para reducir el colesterol son las dietas vegetarianas o veganas, en las que se reduce la ingesta de colesterol. Si aún así desea incluir la carne en su dieta, limítese a las proteínas magras como el pollo, el pavo y el pescado.

  1. No hace su propia comida

Cuando se come fuera, no se tiene un control total sobre la comida. Aunque trate de tomar decisiones saludables, no sabe cómo se cocinan los alimentos ni qué ingredientes se utilizan. Además, el control de las porciones puede ser más difícil. La forma más fácil de asegurarse de seguir una dieta saludable para el corazón es preparar sus propias comidas. Y haga que comer fuera sea un capricho ocasional.

  1. Espera que su dieta cure por sí sola el colesterol alto

Una dieta saludable es esencial, pero puede no ser suficiente si usted está genéticamente predispuesto a tener el colesterol alto. Con los cambios dietéticos, se puede esperar una disminución de alrededor del 5-10% en la cantidad de colesterol que pueden reducir, pero los resultados son variables. El ejercicio también es importante.

  1. Está tomando medicamentos que aumentan el colesterol

Algunos medicamentos, como los esteroides, los retinoides y los progestágenos utilizados para tratar otras enfermedades, pueden aumentar los niveles de colesterol. Asegúrese de que su médico conozca todos los medicamentos que está tomando. Puede haber tratamientos alternativos que no afecten a su colesterol.

  1. Está haciendo el tipo de ejercicio equivocado

Aunque cualquier actividad física es buena, se ha demostrado que el ejercicio aeróbico o cardiovascular ayuda a reducir el LDL y a aumentar el HDL. Considere la posibilidad de caminar, montar en bicicleta, nadar, bailar u otras actividades cardiovasculares que pueda realizar a una intensidad moderada.

  1. No está tomando las estatinas según lo prescrito

Las estatinas han tenido un gran impacto para salvar vidas. Pero para que sean eficaces, deben tomarse exactamente como se prescriben. Asegúrese de saber cuándo tomarlos y en qué dosis. Su farmacéutico puede responder a todas sus preguntas.

  1. Toma demasiado alcohol

No tiene que dejar de beber, pero debe hacerlo con moderación. Un exceso de alcohol puede aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos y contribuir al aumento de peso. Para los hombres, no más de dos bebidas al día y para las mujeres, sólo una.

  1. Se esperan resultados demasiado pronto

Si acaba de hacer cambios en su estilo de vida o ha empezado a tomar medicamentos, puede que sea demasiado pronto para ver resultados. Recuerde que el colesterol alto no se desarrolló de la noche a la mañana y puede llevar algún tiempo devolverlo a niveles saludables. Continúe trabajando con su médico y siguiendo su plan de tratamiento para ver resultados.

  1. Las estatinas son potencialmente ineficaces para usted

Hay un subconjunto de personas que no toleran las estatinas. Existe otra clase de fármacos que también puede utilizarse para ayudar a reducir las LDL, el inhibidor de la PCSK9, pero generalmente sólo se recomienda para pacientes con un riesgo muy elevado de sufrir un infarto o un ictus.

  1. Depender de la medicación sin cambiar el estilo de vida

Un estudio publicado en febrero de 2020 en el Journal of the American Heart Association descubrió que las personas con colesterol alto tendían a ganar más peso y a hacer menos ejercicio una vez que se les prescribían estatinas. Aunque las estatinas y otros fármacos para reducir el colesterol son eficaces, no están pensados para ser la única forma de controlar el colesterol alto. Si necesita ayuda para cambiar su estilo de vida, su médico puede guiarle y apoyarle.

Si está haciendo todo lo posible para reducir el colesterol, incluidos los cambios en el estilo de vida, pero no es suficiente, hable con su médico. Existen muchos tratamientos para ayudarle a controlar el colesterol alto y reducir el riesgo de infarto e ictus, de modo que pueda mantenerse sano durante muchos años.

También puede leer: Los mejores analgésicos naturales para el dolor crónico

Síguenos en Google Noticias