¿Somnolencia después de una larga noche de descanso?

El sueño es el método que tiene el cuerpo para recobrar energías, por lo que debes cumplir el ciclo de horas necesarias para poder activarte y estar óptimo para cumplir con la rutina impuesta. Pero… ¿sabías que hay horas predeterminadas de sueño según la edad?

Durante las horas de sueño es el momento donde el cuerpo hace mayor uso de sus recursos, aprovechando la inactividad del cuerpo en vigilia para darle mayor funcionamiento a los órganos, ofreciendo mejor digestión y la estabilización de irregularidades en ellos.

Motivos por lo que te sientes cansado

Entre las principales causas se pueden ver el estrés en sus diferentes variaciones, problemas sin solucionar en alguno de los entornos donde convives, o quizás tienes problemas en el organismo que necesitan una sobreactividad para poder atenderlo.

Una gran cantidad de estudios señalan la importancia del sueño y la cantidad de horas que deberíamos dormir según la edad de la persona. El desconocimiento de ello conlleva a horarios de sueño irregulares que no permiten recuperar las energías necesarias.

Horas necesarias de sueño por edad

En edad promedio para todo adulto mayor de 21 años, es recomendable un horario de 7 a 8 horas, pero el mismo no se puede aplicar a un niño de 1 año de edad ¿quieres saber porque sucede esto?

Acá te contamos las diferentes cantidades de horas que debería dormir las personas según su ciclo de edad.

Durante la infancia

  • Bebés entre 4 a 11 meses: pueden dormir entre 12 y 15 horas, todo dependerá de los ciclos de sueño que posea el bebé.
  • Infantes entre 1 a 2 años: sus horarios van entre 11 a 13 horas de sueño, es una edad muy activa debido al desarrollo motriz y el aprendizaje.
  • Niños entre 3 a 5 año: la edad preescolar requiere entre 9 a 12 horas de descanso.
  • Niños entre 6 a 13 años: a esta edad están en la época escolar, por lo que es momento de habituarlos poco a poco a la rutina con horarios de sueño que vayan entre 9 a 11 horas.

Adolescencia y adultez

  • Adolescentes entre 14 a 17 años: el horario de sueño no se ve alterado durante esta etapa, aunque puede variar dependiendo del joven, en promedio necesitan 9 a 10 horas.
  • Adolescente adulto entre 18 a 25 años: es la etapa donde se comienza a regular el horario de sueño, inicia el hábito entre las 8 a 9 horas.
  • Joven maduro entre 26 a 64 años: en estas edades entra el rigor del trabajo y el estrés, viendo afectado los horarios de 7 u 8 horas por las responsabilidades.
  • Personas mayores + 65 años: los horarios de sueño se reducen por el mismo desgaste del organismo, aunque es recomendable seguir el horario de 7 a 8 horas, a veces no lo pueden cumplir.

Si te sientes cansado durante tu jornada, es posible que no estés dándole a tu cuerpo suficiente tiempo para reponer energías. Sin embargo, otros aspectos que pueden contribuir con esta sensación son una alimentación inadecuada o deficiencias en tu organismo. En cualquier caso, no olvides consultar con tu médico para asegurar tu salud integral.