Bienestar

Soluciones naturales para calmar las quemaduras solares

Todo el mundo sabe lo que son las quemaduras solares. Es el resultado de una exposición excesiva al sol. La piel, o más bien su parte más superficial: la epidermis, se enrojece y aparecen algunas irritaciones, como picores, hormigueos. También suele haber dolor y sensación de calor, sobre todo cuando se toca. En los casos más graves, la persona afectada puede desarrollar ampollas y sufrir una insolación. También pueden aparecer fiebre, fatiga y dolores de cabeza.

En realidad hay 2 fases de las quemaduras solares. El primer síntoma de una quemadura solar es la aparición de un enrojecimiento o eritema, generalmente entre 3 y 5 horas después de la exposición al sol. Luego se produce un empeoramiento de los síntomas, incluidos el dolor y el ardor, entre 12 y 24 horas después de la exposición.

Esta primera fase suele durar de dos a tres días, tras los cuales el enrojecimiento desaparece y en la segunda fase la piel comienza a secarse y a pelarse.

Soluciones naturales para calmar las quemaduras solares:

En caso de quemadura solar, el uso de una pomada o loción a base de aloe vera (sábila) puede ser muy útil como cicatrizante, desinfectante y sobre todo como hidratante. Si puedes, utiliza preferentemente un gel de aloe vera muy frío, guarda o almacena este gel en la nevera o ponlo en la nevera antes de ir a la playa. Úntelo en la zona de la piel quemada por el sol cada hora.

La caléndula y el árnica, en crema o pomada, también pueden actuar para calmar el dolor asociado a las quemaduras solares.

Si no tienes nada en casa para aliviar una quemadura solar, salvo lo que hay en la cocina, no te asustes, también puedes aplicar bolsas de té negro o verde directamente sobre la quemadura solar, porque estas plantas son ricas en taninos. Sólo hay que mojar las bolsas de té con un poco de agua fría y aplicarlas sobre la piel. Esto funciona muy bien para las quemaduras de sol en la cara.

Aceites esenciales

Los aceites esenciales como la lavanda y la manzanilla tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ser eficaces para tratar las quemaduras solares. Por ejemplo, puedes preparar un spray para quemaduras solares mezclando unos 250 ml de agua con 16 gotas de aceite esencial de lavanda. En lugar de lavanda, también puedes utilizar manzanilla o menta. Esta última planta, rica en mentol, ayuda a refrescar la piel. Antes de la aplicación, no olvide mezclar bien. Utilizar varias veces al día aplicando esta mezcla directamente sobre la quemadura solar, pero evitando la zona de los ojos.

Algunos consejos extra:

Si se produce un brote de fiebre o se infectan las ampollas rotas, no dude en buscar atención médica. Tomar duchas o baños fríos para refrescar la piel. El agua fría no sólo enfría la quemadura, sino que también tiene un efecto analgésico y antiinflamatorio natural. También puedes aplicar una toalla empapada en agua fría en la zona afectada.

También puede leer: Problemas de equilibrio, mareos, vértigo: síntomas y causas

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.